¿Sabés qué es AReCIA?

La Asociación de Revistas Culturales e Independientes de Argentina (AReCIA) es una organización sin fines de lucro que representa a más de 100 publicaciones impresas y digitales de todo el país. Desde 2011, entendimos que juntas somos más, y lejos de ser un slogan de moda, lo convertimos en una práctica que ejercemos para plantear la necesidad de una Ley de Fomento a las Revistas Culturales para promoción, protección y defensa de un sector que genera más de 1000 fuentes de trabajo. Sabemos que somos muchas más revistas. Por eso, te invitamos a asociarte de forma totalmente gratuita.

 

¿Sabés que redactamos un proyecto de ley?

Queremos que el trabajo de producción independiente y autogestiva de comunicación cultural por medios gráficos y de internet sea declarado patrimonio cultural argentino. La ley viene a saldar una vieja deuda de la democracia con el periodismo cultural independiente y a reconocer el trabajo de nuestras ediciones. Impulsamos la creación de un registro de publicaciones. Un fondo para la producción independiente. Concursos de estímulo. Líneas de crédito accesibles. Esta ley parte del presente: somos más de 100 publicaciones impresas y digitales que sostenemos otro periodismo.

 

¿Por qué integrar AReCIA?

Somos una organización sin fines de lucro que representa a más de 100 revistas impresas y digitales de todo el país. Buscamos promover, proteger y defender el prestigio institucional del sector. Fomentamos la vinculación y cooperación de los medios asociados. Sostenemos un censo que es la principal radiografía de nuestras publicaciones. Y, sobre todo, construimos juntas un camino común para impulsar la Ley de Fomento a las Revistas Culturales, para generar normas legales, administrativas e impositivas que impulsen, fortalezcan y preserven la producción autogestiva.

 

¿Sabés cómo asociarte a AreCIA?

Acá toda la info:

 

 

LEY CASCIOLI  DE PROMOCIÓN Y FOMENTO A LAS

REVISTAS CULTURALES INDEPENDIENTES Y AUTOGESTIVAS

 

La Ley Cascioli viene a saldar una vieja deuda: la que tiene el Estado porteño con las revistas culturales independientes de esta ciudad. Basta nombrar las que construyeron la historia de la difusión de la cultura argentina – las legendarias Sur o El Escarabajo de Oro- o aquellas que desafiaron censuras -como Humor- para comprender el sentido de reparación que tiene esta ley: ninguna recibió jamás ningún tipo de apoyo, fomento o aliento por parte del Estado

 

 

EJES DE LEY CASCIOLI

 

1.- LAS REVISTAS CULTURALES GRÁFICAS Y DIGITALES  INDEPENDIENTES Y AUTOGESTIVAS INTEGRAN EL PATRIMONIO HISTÓRICO CIUDADANO.

Las Revistas Culturales Independientes y Autogestivas son hijas de la tradición que agita la bandera del hacer cultural ciudadano. Difunden, nutren y amplían el imaginario social, en tanto expresiones y manifestaciones de valor histórico, artístico, antropológico y lingüístico.

 

La ley Cascioli declara bien integrante del patrimonio cultural al trabajo de producción independiente y autogestiva de comunicación cultural por medios gráficos y de Internet en el marco de la Ley de Preservación del Patrimonio Cultural de la Ciudad.

2.- CREA UN REGISTRO DE PUBLICACIONES INDEPENDIENTES Y AUTOGESTIVAS DE LA COMUNICACIÓN CULTURAL.
La Ley Cascioli establece la creación de un Registro de publicaciones Culturales Independientes y Autogestivas en la órbita del Ministerio de Cultura de la Ciudad, que tendrá como función:

  1. Promover y difundir la inscripción de las publicaciones Independientes y Autogestivas de la Comunicación Cultural en el registro.
  2. Promover la realización de un concurso anual para la conformación de nuevas publicaciones Independientes y Autogestivas de la Comunicación Cultural;
  3. Promover y difundir los créditos con tasas accesibles del Banco Ciudad de Buenos Aires;
  4. Garantizar y proteger la distribución y circulación de las publicaciones inscriptas en el Registro por los canales tradicionales de la actividad.
Te puede interesar  VIII Foro Social de Revistas Culturales Independientes de Argentina

3.- Promueve líneas de Fomento para publicaciones independientes y autogestivas.

  1. Financian proyectos de manufactura, difusión, infraestructura, impresión y distribución de las publicaciones culturales Independientes y Autogestivas gráficas y digitales.
  2. Financian hasta el 70% de la compra anual de papel a las publicaciones culturales Independientes y Autogestivas gráficas mediante créditos blandos y con un plazo de  devolución de hasta 12 cuotas mensuales
  3. Promueven un concurso anual de publicaciones culturales Independientes y Autogestivas destinado a premiar a los mejores proyectos otorgándoles un aporte en dinero anual para realizar inversiones productivas de hasta el 65% de los costos totales del proyecto.
  4. Promueven un premio estímulo para nuevas publicaciones periódicas culturales Independientes y Autogestivas otorgándoles un aporte en dinero equivalente al desarrollo de los cuatro primeros números.
  5. Promueven la compra de 500 ejemplares de publicaciones culturales Independientes y Autogestivas para distribuirlas en escuelas, bibliotecas y establecimientos educativos y de salud de la Ciudad de Buenos Aires.

 

4.- PUBLICIDAD Y DIFUSIÓN PARA LAS PUBLICACIONES CULTURALES INDEPENDIENTES Y AUTOGESTIVAS.

  1. Respetando los criterios de equidad en la distribución de la Pauta oficial del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la Ley Cascioli define que  el 5% de pauta publicitaria oficial total se destine a las publicaciones Culturales Independientes y Autogestivas.
  2. Garantiza la difusión y promoción de las publicaciones Culturales Independientes y Autogestivas en el circuito de Espacios Culturales con los que cuenta la Ciudad.
  3. La señal de cable Canal de la Ciudad, LS1 Radio Ciudad y los demás medios de comunicación públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los que en el futuro puedan crearse, destinarán tiempo y espacio preferenciales para promover y divulgar publicaciones Culturales Independientes y

 

FUNDAMENTOS

Pese a la constante indiferencia del Estado, las Revistas Culturales Independientes y Autogestivas conforman un sector significativo de la industria cultural. Cada  una de ellas ha logrado sostenerse construyendo al mismo tiempo y con idéntico esfuerzo, un contenido, un producto, un público y una manera de encontrarse con él.

En definitiva, el destinatario principal de esta ley son los miles y miles de lectoras y lectores que sostienen cada publicación.

Pero también, como sector productivo las Revistas Culturales Independientes y Autogestivas, fortalecen un circuito que involucra no sólo a editores, periodistas y lectores, sino a imprentas, canillitas, distribuidores y sectores representativos de la mediana y pequeña industria de esta ciudad.

 

NÚMEROS

Las cifras del último censo realizado por la Asociación de Revistas Culturales Independientes de Argentina (AReCIA) revelan que el aporte del sector a la industria gráfica pyme local es de 5,1 millones mensuales, a valores de 2017. En el caso de las revistas gráficas, la tirada del sector es de 223.300 ejemplares mensuales. En tanto que las revistas digitales alcanzan un promedio de 7 millones de lectores mensuales. Además, en cada publicación, trabajan en promedio 6 periodistas.

 

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se editan el 50% de Revistas Culturales Independientes y Autogestivas de todo el país. Por ello, además de reconocerlas como patrimonio cultural porteño, resulta fundamental consagrar un régimen de promoción y fomento que les permita continuar desarrollándose en el sector, a la vez que incentivar la creación de nuevas publicaciones.

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja una respuesta