Allanan y violentan “por error” el domicilio de un profesor de la Escuela Media Rodolfo Walsh

 

 

 

El operativo policial ordenado por el fiscal José María Campagnoli, fue en el barrio de Villa Pueyrredón durante la madrugada del sábado pasado en la casa del docente Carlos Arce. Los efectivos de la Policía le apuntaron con un arma en la cabeza y le destrozaron el inmueble. La persona buscada no residía en el lugar.

 

 «Expresamos nuestro repudio al violento allanamiento sufrido por Carlos Arce docente de la escuela Rodolfo Walsh del distrito N° 16, en la madrugada del sábado, cuando agentes de la Policía Federal ingresaron violentamente en su domicilio invocando una orden del fiscal José María Campagnoli, destrozaron la vivienda y ejercieron amenazas y agresiones físicas y psicológicas contra él. Terminado el allanamiento, se constató que la persona que buscaban no residía en el lugar ni nuestro compañero tenía vinculación alguna con la investigación en el marco de la cual se dio el allanamiento. Estos hechos de violencia institucional son inadmisibles en un Estado de Derecho. Nos solidarizamos con el compañero Carlos Arce y exigimos se reparen los daños que se le ocasionaron y se sancione a los responsables», manifestaron desde de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

 

Carlos Arce relató en las redes el allanamiento ilegal: «Me rompieron la televisión, la PlayStation, parte de la computadora. Me destruyeron absolutamente todo, me dieron vuelta la casa. Me tiraron al piso y se me pusieron tres personas encima de mí. En ese momento, me pusieron un arma en la cabeza, a mi esposa le dijeron que la iban a violar».  Viviana, la pareja de Arce, informó que, durante el operativo, su perra Luli se asustó y se escapó. «Es mayor, tiene un tumor y sufre de pánico, necesitamos que urgente vuelva a casa», denunció.

 

 

 

 

 

 

 

 

La pareja reveló que en el allanamiento buscaban a un ladrón que había denunciado una sobrina de ellos. Lo había denunciado por violencia de género y hasta tuvo tobillera. El testimonio de Carlos y Viviana publicado en las redes expresa que, el agresor denunciado nunca visitó el domicilio allanado. «Por supuestas investigaciones que claramente no son ciertas, me destruyeron la vida. Esta es la justicia que tenemos», escribió Viviana.

 

«Lo material se recupera. Lo de la perra o la tortura que sufrí por el abuso de las fuerzas policiales y del fiscal Campagnoli es irreparable», manifestó furioso el profesor que sufrió violencia institucional.

 

Desde el gremio Ademys también emitieron un comunicado por el abuso policial contra el domcilio del profesor Carlos Arce: 

«Nos solidarizamos con el compañero Carlos Arce, docente de la escuela Rodolfo Walsh del barrio de Villa Pueyrredón, ante el tremendo ataque policial que sufriera en el día de hoy.

Como relató el compañero, agentes de Policía Federal allanaron ilegalmente su domicilio y lo mantuvieron detenido allí durante cuatro horas, esposado y bajo constantes amenazas de muerte y violación. Bajo el pretexto de estar buscando a una persona que él ni siquiera conoce, destrozaron la puerta y el interior de su casa, rompiendo efectos personales y herramientas fundamentales para les docentes como la computadora. Si bien los policías manifestaron estar haciendo el procedimiento por orden del fiscal Campagnoli, en ningún momento mostraron la orden o alguna notificación formal que respalde esos dichos.

Desde nuestro sindicato nos ponemos a disposición del compañero y de la comunidad educativa de la Walsh que inmediatamente se pronunció sobre el hecho. Y expresamos el más absoluto repudio ante semejante ataque y vulneración de derechos por parte de las fuerzas represivas.

Estamos convencides de que no se trata de un hecho aislado, sino que es parte de una política estatal que avanza y se profundiza en esta coyuntura. Donde los gobiernos nacional y de la Ciudad avalan un accionar que incluye las detenciones arbitrarias, las torturas y los asesinatos por parte de las fuerzas represivas hacia el pueblo trabajador. La misma política que está detrás de la desaparición forzosa de Facundo Castro por la policía Berni, del fusilamiento de Facundo Scalzo por gendarmería, del allanamiento y torturas a la familia qom en Chaco, y al sinnúmero de hechos similares. Basta de represión policial. El estado es responsable».

 

 

 

 

 

 

 

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja una respuesta