Villa Fraga y Rodrigo Bueno ya tienen ley de urbanización

Con mayoría de votos a favor de los proyectos debatidos, la Legislatura porteña convirtió en ley el proceso de urbanización de los asentamientos ubicados uno en el barrio de Chacarita y  en la Costanera Sur, sobre parte de la Reserva Ecológica.

 

Las dos iniciativas de ley que debatió y sancionó hoy la Legislatura de la Ciudad tienen como objetivo poder llevar adelante la reurbanización de la villa Fraga, también conocida como Playón Chacarita, y del Barrio Rodrigo Bueno, en la Costanera Sur. Los proyectos fueron despachados por las comisiones de Vivienda, de Presupuesto y de Planeamiento Urbano y obtuvieron aprobación definitiva por unanimidad de los diputados presentes. Anteriormente, se hicieron las respectivas Audiencias Públicas en las que participaron funcionarios, urbanistas y vecinos.

 

A través de estas normas, se propone la creación de una Mesa de Gestión Participativa -MGP- conformada por el Instituto de la Vivienda de la Ciudad -IVC-, la Defensoría del Pueblo, la Defensoría General de la Ciudad, la Junta Comunal correspondiente a cada predio, y en el caso de Fraga podrán participar autoridades de la Comisión de Vivienda de la Legislatura con el objeto de garantizar e instrumentar la participación de los vecinos del barrio en todas las etapas del proceso de reurbanización. Además, en ambos casos, el Gobierno de la Ciudad promoverá el acceso al crédito mediante programas dirigidos a brindar una solución habitacional definitiva para aquellas familias que deseen relocalizarse.

 

Para llevar adelante las tareas se estableció que las empresas y cooperativas adjudicatarias de las obras a realizarse en ambos barrios “deberán contratar hasta un 20 por ciento de personas que habiten en el lugar o hasta completar los inscriptos en la bolsa de trabajo por rubro o especialidad buscada, lo que ocurra primero. A dichos trabajadores deberá garantizarse los derechos del convenio colectivo de trabajo correspondiente a la actividad o trabajo que realicen”.

 

Playón Chacarita

La sanción de esta ley, que recibió 57 votos positivos, tiene por objeto permitir la reurbanización del barrio denominado Playón Chacarita, promoviendo su integración social, cultural, ambiental y urbana a los fines de que más de mil familias puedan ejercer efectivamente el derecho humano fundamental a una vivienda digna y un hábitat adecuado.

 

El asentamiento se encuentra emplazado en terrenos lindantes con la estación Federico Lacroze del ferrocarril Urquiza. Dicho terreno está delimitado de un lado por las vías del ferrocarril y enmarcado entre las calles Fraga, Teodoro García, Céspedes, Guevara y Av. Elcano.

 

“El proyecto de Ley de reurbanización del denominado Playón Chacarita se enmarca en el planeamiento, gestión y normativas orientados al mejoramiento de la calidad de vida y desarrollo de condiciones de hábitat y vivienda digna para los habitantes del barrio, integrándolo al tejido urbano como asimismo generando superficies mixturadas de tejido residencial y de actividades productivas”, destacan los fundamentos de la iniciativa, impulsada por los diputados Lía Rueda, Carmen Polledo y Francisco Quintana (PRO).

 

Te puede interesar  Llamado a audiencia pública por la reurbanización del Playón de Chacarita

 

“Es un objetivo común que el playón se convierta en un barrio más de la ciudad y que sus habitantes tengan las mismas oportunidades”, sostuvo la diputada presidenta de la Comisión de Vivienda, Lía Rueda, quien como miembro informante enfatizó: “Hemos escuchado a los vecinos en cada reunión y en cada asamblea del barrio” y sostuvo que las obras previstas harán “que nunca más se sientan vecinos de segunda”. Informó la construcción de infraestructura de servicios, nuevas calles y más de 700 viviendas nuevas. Los diputados Marcelo Ramal y Laura Marrone (FIT), Hernán Rossi (Suma+), Hernán Arce y Javier Gentilini (PS), Maximiliano Ferraro (CC) y Paula Penacca (FpV) también manifestaron su posición sobre la iniciativa.

 

Una Mesa de Gestión Participativa se encargará de elaborar el diseño y ejecución del relevamiento y diagnóstico socio-espacial. El mismo deberá contemplar la identificación de problemáticas sociales, habitacionales y ambientales considerando variables referidas a necesidades básicas, salud, educación y empleo.

 

“Cada familia del Barrio Playón Chacarita registrada en el Censo realizado por el IVC en el año 2016 tendrá derecho a una solución habitacional única y definitiva” sostiene la norma en uno de sus artículos. Además, la infraestructura de servicios públicos será diseñada y ejecutada teniendo en cuenta los relevamientos y estudios demográficos que permitan determinar la población futura correspondiente a un horizonte de diseño de 20 años.

 

Por otra parte, las acciones implementadas en el marco de la ley no podrán implicar la realización de desalojos forzosos. En todos los casos se garantizará a la familia a relocalizar una solución habitacional dentro del barrio con características similares o superiores a la vivienda que ocupaba.

 

En declaraciones al Portal Noticias Urbanas, los vecinos expresaron: “A través de artificios legislativos y administrativos avanza de esta forma el GCBA con este proyecto. La urgencia de Cambiemos por lograr la sanción de esta ley genera un halo de desconfianza generalizado, y preocupa porque además y tal como manifiestan referentes vecinales de la Mesa Abierta por la Urbanización de Chacarita, espacio de confluencia de vecinos, partidos políticos y organizaciones sociales creada meses antes de que llegara el IVC al barrio, la intervención del IVC ha estado marcada por una serie de acciones que evidencian que el Gobierno tiene como prioridad la extensión de la Avenida Triunvirato y el negocio inmobiliario antes que la puesta en marcha de obras de calidad para proveer servicios públicos, y mejorar las infraestructuras y las viviendas existentes en el barrio”.

 

 

Barrio Rodrigo Bueno

“Dispóngase la reurbanización, zonificación e integración social, cultural y urbana del barrio Rodrigo Bueno, ello basado en los principios de igualdad, integración y no discriminación”, dice el primer artículo de la norma que tuvo sobre un texto consensuado aprobación definitiva hoy con 58 votos positivos.

 

Lo que se propone en este predio es la reurbanización de más de 5 hectáreas en Puerto Madero, a un costado de la Reserva Ecológica, que incluye la construcción de más de medio millar de viviendas, la apertura de nueve calles, redes de agua potable, desagües cloacales, desagües pluviales; el entierro de la red de distribución de energía eléctrica para consumo habitacional y gas natural; la pavimentación, construcción de veredas, alumbrado público, parquización y forestación.

 

La iniciativa obtuvo dictamen conjunto de las comisiones de Vivienda, Presupuesto y Planeamiento Urbano, en base a proyectos de Maximiliano Sahonero (PRO) y otros legisladores de su bancada, Javier Gentilini (FR), la Defensoría del Pueblo de la Ciudad y el vecino Luis Espinoza, referente a la reurbanización e integración socio urbana del “Barrio Ecológico Costero, Rodrigo Bueno”.

 

En referencia al proyecto, la diputada Rueda (PRO) expresó como miembro informante ante el Cuerpo que “con la confluenza política de los gobiernos Nacional y de la Ciudad tenemos todas las herramientas para hacerlo bien”. Agradeció a delegados y vecinos del barrio por haber dado  “un ejemplo de construcción ciudadana”. Anunció además la construcción de 530 viviendas, equipamiento urbano, una feria comercial, espacio y servicios públicos. También expusieron su postura y apoyaron la iniciativa los legisladores Adrián Camps (PSA), Marcelo Ramal y Laura Marrone (FIT), Andrea Conde (FpV), María Rosa Muiños (BP), Gabriel Fuks (CNM), Javier Gentilini (FR), Hernán Rossi (Suma+), Gustavo Vera (BC) y Maximiliano Sahonero (PRO).

 

Sobre la sanción de los dos proyectos de ley, el diputado socialista Adrián Camps consideró que “Es un día histórico para sus habitantes, después de años de lucha y de falta de reconocimiento”.

 

Entre los aportes realizados por el diputado socialista a la urbanización de la Rodrigo Bueno, figura la modificación del artículo 14 que hace referencia a la incorporación de trabajadores de la propia villa para las obras que se iban a realizar. Tal como estaba redactada la ley, las empresas estaban obligadas a que “hasta el 20 por ciento” del personal fueran habitantes del barrio. Se fijaba un límite máximo, pero no un piso. Finalmente, el PRO aceptó cambiar el texto por uno similar al que planteaba el de la urbanización de la villa Fraga que ofrece dos opciones: si bien habla de “hasta un 20 por ciento”, establece, además, un registro de aspirantes; es decir, o el 20 por ciento o agotar el listado de inscriptos.

 

“Esto es muy importante porque las personas que van a ver refaccionadas sus viviendas o aquellas que deban ser relocalizadas, van a tener que pagar créditos, además del costo de los servicios, y muchas de ellas no tienes trabajo o cuentan con escasos. Entonces, la propia construcción es una oportunidad para trabajar, hacerse de fondos y poder pagar también las obras”, resaltó Adrián Camps, quien además agradeció al cuerpo legislativo la aceptación de la modificación de los límites del barrio a fin de mantener protegidos los humedales de la Reserva Ecológica de Costanera Sur, en el marco de la convención internacional Ramsar.

 

“Cuando nosotros comenzamos a ir a la Rodrigo Bueno, allá por el año 2010, la situación era terrible. Presentamos proyectos pidiendo energía eléctrica, agua, ambulancia y colectivos de línea para que los chicos vayan a la escuela. La villa tiene 4 manzanas, en la última racionaban en agua; un rato le tocaba a algunas viviendas y otro rato a otras. Por eso, si bien los proyectos podrían mejorarse, lo que se votó hoy significa un gran avance para los habitantes de ambos barrios”, finalizó el legislador del PSA.

 

foto: Legislatura porteña

Deja un comentario