La Legislatura de la Ciudad inició el tratamiento de la licitación del SUBTE

El presidente de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado expuso en una reunión informativa ante tres comisiones del parlamento porteño y respondió preguntas de los diputados sobre el proyecto de ley para concesionar por 12 años la operación y mantenimiento de los subterráneos de la Ciudad.

 

El presidente de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), Eduardo de Motmollin, se presentó el 5 de junio en la Legislatura de la Ciudad y respondió preguntas de los diputados de tres comisiones parlamentarias sobre el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo para concesionar el servicio de operación y mantenimiento de los Subtes y el Premetro.

 

De esta manera comenzó el tratamiento legislativo de la iniciativa gubernamental para llamar a una nueva licitación nacional e internacional a los efectos de hacer una concesión por 12 años con 3 años de prórroga. (Desde 2013, al pasar de la Nación a la Ciudad, rige para la empresa operadora Metrovías un período de emergencia de vigencia temporal que vence en 2017).

 

La reunión de trabajo se realizó en el salón Montevideo, convocada por las comisiones legislativas de Obras y Servicios Públicos, de Tránsito y Transporte; de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria; conducida por los presidentes de cada una de ellas, Diego García Vilas (CP), Claudio Palmeyro (SP) y Alejandro García (PRO). Participaron, además, una veintena de legisladores de todos los bloques.

 

El funcionario Motmollin explicó las características del proyecto cuya aprobación pide el Ejecutivo a la Legislatura y comentó que SBASE contrató el asesoramiento para este llamado a licitación de una empresa prestigiosa a nivel internacional: el Metro de Barcelona.

 

Dio a conocer algunos indicadores: por ejemplo, que en 2016 la operación y mantenimiento de los subtes costó 360 millones de dólares y transportó a 303 millones de pasajeros. El 33 por ciento del costo se cubrió con el cobro de tarifas y el 67 por ciento restante a través de subsidios. Para el 2017 se prevé un incremento de costos del 17 por ciento y unos 320 millones de pasajes.

 

El presidente de SBASE abundó en datos y estadísticas para demostrar la mejora del servicio desde que la Ciudad se hizo cargo en 2013. Actualmente hay un promedio de 1.250.000 pasajes diarios; se incorporaron 333 coches nuevos en las líneas A, B, C, D y H (todos los de las líneas A y H tienen todos aire acondicionado); hay 8 estaciones más; no hay más grafitis pintados en los vagones; el índice de limpieza subió de 6 puntos a 9 y funcionan el 95 % de las escaleras mecánicas (antes, 75 %).

 

En horas pico, las frecuencias son de 3 minutos para las líneas B, C, D; 3:20, la A; 4:45, la H, y 5 minutos la E.

 

La evaluación según encuestas a los pasajeros indica una mejora del servicio del 33 % al 64 %, a lo que consideró Motmollin “un buen indicador de calidad”.

 

Para 2019 se prevé incrementar la cantidad de usuarios a un promedio de 1,4 millón diario, inaugurar 4 nuevas estaciones (para llegar a un total de 90), reparar escaleras mecánicas y ascensores y mejorar las frecuencias de los subtes.

Deja un comentario