Confirman 450 nuevos casos de dengue en la Ciudad

Hasta el 21 de marzo, el total de notificados de dengue asciende a 3760. Del total de notificados se confirmaron 1833 casos, 1576 sin antecedente de viaje. Esto representa casi el 86% de casos autóctonos.

 

 

En la temporada 2019/2020, iniciada en el 30/06/2019 (semana 27), hasta el 21/03/2020 (semana 12) fueron notificados un total de 3879 casos de Enfermedades Transmitidas por el Mosquito Aedes aegypti (ETMAa) en residentes de la ciudad: 3857 casos de Dengue, 2 casos de Fiebre Amarilla, 9 de Fiebre Chikungunya y 11 para todos los eventos de infección por Virus Zika.

 

En la última semana completa analizada en este informe (15 a 21 de marzo), se notificaron 450 casos confirmados, mientras que en la semana anterior se habían confirmado 611.

En lo que va del 2020 la Comuna 12 acumula un total de 97 casos y la Comuna 15 suma 24 casos.

 

 

 

 

Un total de 1.883 casos de dengue se registraron en la Ciudad de Buenos Aires desde inicios de este año, de los cuales 1.576, el 85,97 por ciento, fueron autóctonos, y el virus “afecta a toda la población” aunque impacta más en algunos barrios y asentamientos, explicó a Télam Julián Antman, titular de la Gerencia Operativa de Epidemiología del gobierno porteño.

 

El boletín epidemiológico porteño de esta semana, en relación a dengue, hace un comparativo con 2016 “porque fue el último año de brote en la Ciudad, y a igual semana epidemiológica de ese año y de éste, los confirmados actuales representan un descenso del 39% en el número absoluto de casos”, dijo el funcionario quien agregó además, que “el brote actual es autóctono, porque la personas enfermas no registran viajes al exterior o no lo podemos determinar”.

 

Según el informe oficial, los barrios que presentan el 80% de los casos son: Flores (21%), Villa Lugano (16%), Barracas (16%), Retiro (4%), Liniers (4%), Villa Urquiza (4%), Vélez Sarsfield (4%), Villa Soldati (3%), Floresta (3%), Villa Del Parque (2%), Parque Avellaneda (1%) y Monte Castro (1%).

 

 

El dengue es una realidad en toda la Ciudad, porque el mosquito está en todos lados. Si bien es cierto que hay un impacto social en algunos barrios o asentamientos por las características socioambientales, porque se acumula agua porque no tienen agua corriente por ejemplo, el Aedes también circula en comunas donde la gente no limpia sus rejillas o tiene cacharros con agua, y allí hay larvas.

 

 

En relación a la sintomatología del dengue, que se caracteriza por fiebre alta y persistente “hay que tener en cuenta si a eso se suma o no un cuadro respiratorio o gripal grave, considerar si se está haciendo la cuarentena, si se tuvo contacto con personas que viajaron recientemente al exterior, para detallar esta situación en la consulta y no confundir con coronavirus”.

 

 

El dengue es una enfermedad que no se transmite de persona a persona como el coronavirus. Ante un cuadro de fiebre persistente hay que llamar al servicio médico que tenga cada persona o al 107, que es para información de coronavirus, pero servirá para consulta

Te puede interesar  La Multisectorial de la Comuna 15 propone espacios verdes bajo viaducto San Martín

 

 

Por otro lado, aclaró que las fumigaciones preventivas para matar al mosquito Aedes aegypti, transmisor de la enfermedad “no son efectivas; tenemos un protocolo al respecto y lo que se hace son fumigaciones peri e interdomiciliarias en casas donde hay casos sospechosos”.

 

 

Recomendaciones a la población

 

-Eliminar recipientes en desuso que puedan acumular agua (latas, botellas, neumáticos).

 

-Dar vuelta objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).

 

-Cambiar diariamente el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días.

 

-Usar en los floreros productos alternativos (geles o arena húmeda) en lugar de agua.

 

-Mantener los patios y jardines desmalezados y destapar los desagües de lluvia de los techos.

 

Las principales manifestaciones clínicas del dengue (fiebre mayor a 38º C sin signos de infección respiratoria, acompañada de cefalea, dolor retro-ocular, dolor de músculos y articulaciones, intenso malestar general, erupciones rojizas en brazos y piernas, picazón, diarrea, náuseas, vómitos, sangrado de nariz y encías) es importante transmitir la necesidad de ir en forma inmediata a la consulta médica para recibir el tratamiento adecuado.

 

 

Las obras en construcción, un foco de proliferación

 

Es vital una campaña de concientización para arquitectos, ingenieros y trabajadores de la construcción, para establecer un protocolo y que esos posibles reservorios se tapen y/o vacíen periódicamente, señala Nicolás Schweigmann, director del Grupo de Estudios de Mosquitos (GEM) que funciona en el Departamento de Ecología, Genética y Evolución de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.

 

En una entrevista que le realizó el portal Nex Ciencia, el investigador dice que “las obras en construcción no se controlan, pero la verdad es que tampoco se están controlando las casas. Falta una mirada integral. Además de un virus, el dengue es el resultado de un desorden socioambiental que afecta nuestra salud.”

 

Los sensores que opera el equipo del GEM han detectado Aedes aegypti en lugares donde antes no se lo encontraba: en la costanera, en el Centro. «Comprendimos que esa nueva presencia coincidía con grandes obras, túneles, edificios”, ilustra el director del Grupo de Estudios de Mosquitos

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja una respuesta