Reflexión y posición en la Pandemia

Las que nos mantenemos informadas sobre lo que pasa en el mundo en términos políticos y económicos, podíamos intuir que algo de este  sistema de dominación que lleva décadas estaba por colapsar, no se sostenía más, que el orden mundial tal como lo conocemos debería cambiar si realmente queríamos extender la existencia humana y la de todo el planeta. Lo que era casi imposible de prever, era cómo se podría dar esa mutación, esa transformación. Sobre todo cuando todos los mecanismos de propaganda capitalista y liberal nos proyectan futuros imposibles de dominar, de habitar y donde definitivamente la humanidad pierde contra el sistema. No conozco pronósticos alentadores sobre el futuro del mundo. Muy por el contrario la única salida que presentan las megas producciones de Hollywood es escaparse a Marte. Esto último no es chiste. El cine proyecta. Es muy difícil construir una Fe positiva cuando las proyecciones del futuro son tan negativas.

 

Por Emilia Bonifetti
(vecina de Parque Chas/Actriz/Gestora cultural)

 

Siglo XXI. Argentina. Cultura Peronista. Nos encontramos ante la presencia de un virus, que no sabemos muy bien de donde proviene y cuál fue el fin de su creación. Pero ahí lo tenemos, del otro lado del charco asomando presencia sobre nuestra amada américa latina. Nosotros recién asumiendo un gobierno que recibe una argentina cansada de remar contra viento y marea durante cuatro años de liberalismo salvaje. Nuestra conformación histórica tiene orígenes de lucha donde predomina la falta de recursos. En ese sentido tenemos el ejercicio de encontrarle la vuelta a todo y hacerlo con inteligencia y sabiduría, con una gran fe en la humanidad y en el poder de la conducta y la organización, la escuela pública como principal transmisor de ese saber popular. Tenemos la suerte además de ser gobernados por el peronismo del siglo XXI. Quienes vemos al mundo desde esta perspectiva, la de adaptar las condiciones de la coyuntura a nuestras necesidades, nos encontramos ante una gran oportunidad. Por un lado en base a toda la información que tenemos de los que pasa en los países donde la pandemia llegó primero, podemos aplicar alternativas evaluando todos los casos que nos preexisten y comprobando una vez más que siempre sirve la tercera posición, que es buscar el equilibrio evaluando todas las fuerzas. Tenemos la posibilidad además de parar la pelota de repensarnos, de re organizarnos. De vernos a nosotros mismo de nuevo, por primera vez. Definir dónde estamos parados y a dónde queremos ir. Todo esto que parece muy romántico y muy burgués se puede hacer porque vivimos en Argentina, porque tenemos una clase media trabajadora muy fortalecida que puede sostener una cuarentena, no sin sacrificio y sin perder algo, pero podemos sostenerla. Están también nuestros compatriotas, los más postergados que no corren con la misma suerte, nacieron en el lugar equivocado para las bendiciones del sistema capitalista. Y es en este punto donde tiene que surgir nuestra mayor solidaridad. Encontrar la forma de armar la red humanitaria que necesitamos para tender esa mano. El Estado va a llegar, pero no puede llegar a todos lados, venimos muy golpeados y si bien nuestro Estado es fuerte, no lo es tanto como lo debería ser.

 

El desafío más grande que tenemos hoy es precisamente vernos, reconocernos y pararnos en el mundo. Romper la lógica de la política de cabotaje y pensarnos como una única fuerza que está enfrentando a un enemigo mundial que es invisible y que solo puede existir si lo ubicamos en nuestra conciencia. Es la posibilidad de creer y por lo tanto crear un tiempo nuevo, porque las especulaciones pueden ser miles y contra eso no podemos hacer nada más que apagar la TV, pero si podemos tomarnos en serio el problema y actuar en consecuencia.

 

El encierro nos habilita la posibilidad de pensar sobre la libertad, los límites y el tiempo. Sobre la democracia y la representatividad. Sobre la organización y el peronismo. Hagamos que todo valga la pena. Nuestra virtud está en la capacidad de respuesta en la organización. Lo hicimos, lo podemos volver a hacer.

 

 

 

 

Facebook: Emilia Bonifetti

Telegram: @EmiSinFiltro

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja una respuesta