Alto acatamiento al paro en respaldo del Estatuto del Docente


La comunidad educativa porteña se movilizó masivamente para rechazar el proyecto de Ley que pretende eliminar las Juntas de Clasificación Docente. La docencia de la ciudad expresó su repudio al intento de terminar con los órganos de cogobierno que se encargan, entre otras cosas, de definir el ingreso y los ascensos en el sistema educativo.

 


foto: UTE


El Secretario General de UTE, Eduardo López aseguró que “si el gobierno de Macri insiste en destruir la carrera docente y la transparencia en la designación de cargos y ascensos para designar a los amigos del poder de turno, se enfrentará a la resistencia inclaudicable de los docentes, porque está en juego la calidad de la educación”.

 

“El macrismo avasalla los derechos democráticos de los docentes “señaló la  Diputada porteña Delia Bisutti (SI en Nuevo Encuentro) al asegurar estar “indignada” por el proyecto presentado por el PRO para eliminar las Juntas de clasificación docente y expresó que “el macrismo quiere limitar la democracia del sistema educativo y quitarle derechos a los maestros de la Ciudad”.

 

“Este proyecto es totalmente inaceptable porque destruye la herramienta más transparente que tiene el sistema educativo, que son las Juntas de clasificación, las cuales garantizan la creación de un listado en el que todos los docentes tienen la seguridad de que su cargo no va a ser puesto por el dedo de ningún funcionario de turno”, manifestó Bisutti, ex sindicalista docente.

 

La medida de fuerza fue impulsada en conjunto por los distintos gremios del sector Ademys, UTE, UDA, CAMYP, SEDEBA y AMET, mientras los legisladores de las Comisiones de Educación y Legislación laboral encararon una serie de reuniones para debatir el proyecto del macrismo.

 

El ministro de Educación porteño Esteban Bullrich, manifestó que “no solamente vamos a descontar estos dos días de paro, sino que en las escuelas en las que no haya clase vamos a recuperar los días a fin del ciclo. No vamos a perder los 180 días de clase por este tipo de paros que consideramos injustificados”.

 

Manuel Gutiérrez, secretario de prensa de Ademys, dijo a Télam que “Este paro se decidió en asamblea masiva de los docentes, no es una decisión de un dirigente, ni un sindicato. Cuando se decide una medida de fuerza, se es consciente de las consecuencias, pero el ministro busca, como siempre, confrontar”.

 

La discusión legislativa girará en torno al planteo del macrismo de avanzar en una modificación al Estatuto Docente, que contempla la derogación de las Juntas de Clasificación.

 

El intento oficial, es resistido por gran parte de la oposición porteña, al que consideró como una tentativa por cerrar los órganos que garantizan la participación de los trabajadores en el sistema de designación y ascenso en la carrera docente.

 

En la Ciudad de Buenos Aires se está dañando al sistema de educación pública.

Detrás de cada aula que abre sus puertas cada día para que niños, niñas y jóvenes puedan estudiar –y los docentes trabajar-, tienen que suceder muchas cosas. En gran medida, tienen que pasar cosas que define el Ministerio de Educación según su política educativa. Y en ese ámbito se están tomando decisiones que socavan las condiciones para el efectivo ejercicio del derecho a la educación.

Es tiempo para conocer y entender algunas de esas decisiones.

  • Un nuevo proyecto del Gobierno de la Ciudad, por primera vez desde el retorno de la democracia, plantea la anulación de las Juntas de Clasificación Docente, instancia que democratiza la distribución de cargos docentes y protege a la designación de maestras y maestros de las discrecionalidades del gobierno de turno. Esto, en lugar de contribuir a la mejora del sistema, es una cuña que horada sus cimientos. Por eso la comunidad educativa rechaza esta medida.

  • Se habló mucho últimamente de la evaluación docente, pero nada se ha dicho acerca de la cantidad de instancias de capacitación que desde el Ministerio se cerraron en los últimos años, como se pauperizaron los contratos con los capacitadores, y cuáles son las circunstancias -impuestas por esta gestión- que dificultan la capacitación docente continua. Por cierto, las evaluaciones existen desde antaño, y lo que falta son políticas públicas que revaloricen la tarea docente, en lugar de estigmatizarla. Por eso la comunidad educativa reclama recuperar los programas de capacitación docente y rechaza mecanismos orientados a “marcar” escuelas buenas y escuelas malas, si tal cosa existiera.

  • También se propone desde el Gobierno de la Ciudad el programa de Maestro de Maestros, lo que afectaría dramáticamente la actual falta de docentes para cubrir cargos y suplencias en todos los niveles educativos. Se cuestionan medidas de fuerza de docentes o estudiantes, pero cientos de niños –a veces miles- no tienen clase por la falta de docentes, situación que el Ministerio sigue sin resolver. Por eso la comunidad educativa reclama que, antes de poner en marcha el programa Maestro de Maestros o cualquiera similar, se aseguren las condiciones para que todos los días del año lectivo hay a un docente en cada aula.

  • Con seis meses de demora –y a tan solo 2 meses y medio del final de clases- se comenzó la distribución de netbooks, pero ha sido casi inexistente la capacitación docente; a esta altura del año será prácticamente imposible integrar esa nueva herramienta tecnológica con razonables criterios pedagógicos.

  • Se privatizó el mantenimiento de las escuelas, con contratos más que onerosos para la Ciudad; en algunas escuelas funciona, en otras las empresas hacen mucho menos de lo que deberían y en otras ni siquiera atienden a las solicitudes de las direcciones o las cooperadoras. No se hizo público ningún mecanismo de control de esto. Por eso la comunidad educativa reclama que se hagan públicos los contratos y los alcances de los mismos, para que desde la Legislatura y los organismos pertinentes se realicen los controles que correspondan, además del que realizarán las Cooperadoras y equipos de Conducción de las escuelas.

  • El plan de obras de mantenimiento e infraestructura avanza aleatoriamente, mucho más lento de lo que se había prometido. Hay escuelas que padecen problemas graves y que aún no han tenido respuestas ni atención. Por eso la comunidad educativa reclama la urgente solución a todos los problemas edilicios que persisten, advirtiendo que si concluyera el año con sub-ejecución presupuestaria, los fondos no ejecutados deberán ser utilizados durante los primeros meses del 2012 para las escuelas (no ser derivados a Rentas Generales)

  • Sigue sin implementarse la Ley de Educación Sexual Integral, a 5 años de la sanción de la Ley. Por eso reclamamos la necesaria capacitación docente y la distribución del material a las escuelas y a las familias.

  • Faltan más de 1000 auxiliares en las escuelas, quienes no solo cumplen tareas de limpieza sino que colaboran con su funcionamiento cotidiano. Se argumentan razones formales para no hacer los nombramientos. Por eso, la comunidad educativa exige a los Ministerios de Hacienda y de Educación que realicen los procedimientos formales que tengan a disposición, para habilitar la inmediata contratación de personal auxiliar.

  • Se dilatan las definiciones acerca del impacto de las Comunas en el sistema educativo, dejando diversidad de temas sin resolución.

  • No se ha avanzado sustancialmente en la implementación de la Ley de Accesibilidad.

  • No se han dado respuestas satisfactorias a los reclamos de los estudiantes secundarios.

Ante cada ola de socavamiento al sistema público de educación, éste demostró que tiene raíces profundas que le permiten sostenerse en pié, demostrando el valor que le aporta a la sociedad, además de ser el soporte concreto para que se materialice el derecho universal a la educación. Sin embargo, el daño existe: baja en la matrícula, falta de docentes, calidad de la infraestructura, programas pedagógicos y de capacitación docente que ya no existen, discrecional distribución de recursos al sector privado con un presupuesto creciente, etc.

El diálogo no ha sido la modalidad elegida para resolver múltiples conflictos –con docentes, con estudiantes, con cooperadoras- no obstante el voto de la ciudadanía lo exige de cara al futuro como práctica política. Predispuestos al diálogo permanente, ratificamos nuestra vocación indeclinable de defender y sostener al sistema de educación pública de la Ciudad de Buenos Aires.

Porque la educación pública es un derecho, y no se negocia.

Familias x la Escuela Pública – Madres y Padres en Defensa de la Escuela Pública (Media) – Observatorio de Derechos Humanos (ODH)

Portal de Parque Chas Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja una respuesta

Estadísticas del Portal de Parque Chas

Paginas vistas 2.335

Días en el rango 28

Promedio de páginas vistas diarias 83

Desde cualquier SERP 5

IPs Unicas 1.454

Últimos 30 minutos 1

Hoy 28

Ayer 76