“Viejos Muchachos de Newell’s” cumplió 85 años

El 12 de octubre de 1932 un grupo de vecinos entusiastas decidieron fundar el Club, ya que en ese tiempo en la mayoría de los barrios había equipos de fútbol amateur que competían en los distintos campeonatos que se realizaban en canchas de Capital y Gran Buenos Aires. Para el nombre, se inspiraron en el club homónimo de la Ciudad de Rosario, pero no es filial y nunca tuvieron relación. La sede está ubicada en la calle Ávalos 1036.

 

 

Por Fernando Belvedere

 

“Los mil sueños impregnados de emoción hallan refugio en la mente de quienes viven el dorado pasaje de la juventud. Lluvia de estrellas con noches de luna, iluminan el pensamiento de aquellos que de un modo u otro han forjado en el crisol de la inquietud, la idea de una institución, ¡Club de Barrio! Sueño y esperanza, lucha y amor, mucho amor… Más de una institución tiene en su historial la cumbre de esos sueños, como tiene en cada ladrillo de su solar prendido el esfuerzo de aquellos que, superando etapas de angustia, asumieron el doble papel de jugadores de fútbol y de miembros de la Comisión Directiva…” El texto, corresponde a una nota publicada en el periódico barrial “Minerva” del 30 de enero de 1958, con motivo de cumplirse el 25 aniversario del Club.

 

La primera Comisión Directiva de Viejos Muchachos de Newell’s inició sus reuniones en una casa de la calle Morlote 1025 (entre Quirós y Campillo): “Allí se fundó el Club, hecho que atrajo el interés de los vecinos del barrio”; recordó hace una década a ParqueChasweb Juan Carlos Scorpaniti, por ese entonces presidente de la entidad.

 

El club fue creciendo y pronto necesitó un terreno más grande para que se desarrollaran las actividades sociales y deportivas. Gracias al esfuerzo de los socios y vecinos se logró alquilar un local en la calle Quirós entre Bauness y Morlote. Los primeros eventos fueron bailes con orquestas, campeonatos de naipes y, lo más importante, la práctica de fútbol con la participación de distintas categorías en los campeonatos amateurs del deporte más popular de la Argentina.

 

En 1940 llegó el momento más importante de la institución. Fue cuando compró el terreno de calle Ávalos 1036. Allí se edificó la sede del Club gracias al aporte y esfuerzo de los socios que organizaba festivales y obras de teatro para costear los gastos que demandaba la construcción del local social. El día de la inauguración se organizó una gran fiesta en la que actuó la actriz Mercedes Simone, que fue nombrada madrina de Viejos Muchachos de  Newell´s.

 

A partir de ese momento la institución no detiene su progreso, y la organización de grandes eventos se sucedieron con la participación de grandes figuras artísticas y cantantes de tango de la época. Entre los socios del club se encontraba Juan Bautista Fulginitti, que fue uno de los mejores poetas y letristas que tuvo nuestro país y el preferido del cantor Agustín Magaldi. Viejos socios afirman que más de una vez se juntaban a tomar un café en el Club para intercambiar ideas de varias letras de tango.

Te puede interesar  Dodgeball: Un deporte inclusivo con el sueño de viajar al mundial de Canadá

 

Diego Bertola, actual presidente de Viejos Muchachos de Newell’s, es socio de la institución desde 1987. Diego, cuenta que por temas económicos su familia no podía hacerlo socio del club Argentino Juniors de La Paternal. Con los años fue empezó a colaborar y más tarde pasó a integrar la Comisión Directiva de Newell’s. Luego, fue vicepresidente, hasta que hace poco le ofrecieron ser el presidente a instancias de Adolfo  Fratari, histórico dirigente del club.

 

Viejos Muchachos de Newell’s, no cuenta con cancha de fútbol salón, por ese motivo una vez por mes se organiza un almuerzo para recaudar fondos y poder cubrir los gastos fijos de la institución. Las actividades que en la actualidad ofrece el club son: Zumba, Taekwondo, un gimnasio con boxeo y King boxing, Lucha, “acá está la cuna del catch”, dice Diego Bertola. También se entrenan a dobles de riesgo. Desde el año 1989 funciona en la sede social el “Centro de Jubilados 14 de abril”.

 

Bertola, es además, presidente de la Federación de Dodgeball de Buenos Aires, un deporte que día a día suma adeptos (ver nota Dodgeball: Un deporte inclusivo con el sueño de viajar al mundial de Canadá). Argentina ya cuenta con un seleccionado que entrena en Parque Chacabuco y también en Parque Chas, más precisamente en el gimnasio del Instituto Santa Teresita de la calle Quiros.

 

En este momento, Viejos Muchachos de Newell’s, tiene cerca de 300 socios, pero son de 60 a 100 lo que pagan su cuota social.

 

El cantante de tango Hernán “Cucuza” Castiello tiene un motivo especial para querer al club de la calle Ávalos: “La primera vez que canté formalmente, ya con moñito y chaleco, fue a los 6 en el Club Newell’s old Boys de Villa Ortúzar (hoy Parque Chas). Esa noche, la primera que canté, cerraba como figura principal el “Negro” Miguel Montero, un cantorazo! Cuando terminé subió al escenario, me regaló una crucecita y dijo que él iba a ser mi padrino artístico”. Además su abuelo fue uno de los socios fundadores de la institución (socio Nº 2).

Deja un comentario