La Defensoría porteña auditará las PASO 2017

Un equipo compuesto por más de un centenar de profesionales controlará y registrará las condiciones de los establecimientos porteños donde se sufragará y la tarea de las autoridades de mesa. Al mismo tiempo, desde ADPRA se observará en el resto del país la digitalización de los telegramas con los resultados del escrutinio provisorio realizado por los presidentes de mesa.

 

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tendrá un rol fundamental en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se celebrarán este fin de semana en todo el territorio nacional: observar y registrar cómo se desarrollan los comicios.

 

En la Ciudad

 

El equipo del organismo estará conformado por más de 100 observadores que, desde las 7:30 y hasta los cierres de mesa,  recorrerá 190 establecimientos de votación en las 15 comunas (13 establecimientos en 10 comunas y 12 establecimientos en 5 comunas).

 

La tarea de los observadores será relevar las condiciones de los establecimientos donde se votará (por ejemplo, si son accesibles para personas con discapacidad) y la constitución de mesas seleccionadas (horario y condiciones de apertura). Por otro lado, se consultará a algunas autoridades de mesa de los establecimientos y a electores para conocer si tuvieron problemas a la hora de emitir su voto y realizar una comparación entre los sistemas de votación a través de la tradicional boleta de papel y de la Boleta Única Electrónica, empleada para sufragar en 2015.

 

En el resto del país

 

Al mismo tiempo, desde la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA) se llevará a cabo la tarea de observar la digitalización de los telegramas con los resultados del escrutinio provisorio realizado por los presidentes de mesa. La tarea comenzará a partir de las 18, cuando cierran las mesas de votación.

 

La observación consistirá en constatar que los Centros de Transmisión Digitalizada (CTD) estén en condiciones de comenzar a operar. Luego, cuando empiecen a llegar los sobres con los telegramas, se verificará que tanto unos como otros lleguen en buenas condiciones y de manera correcta. Los sobres que lleguen rotos, abiertos, con tachaduras y/o los telegramas que vengan sin sobre, rotos, en blanco, con tachaduras se registrarán en un documento especial que luego será utilizado para realizar el informe correspondiente. En esta observación, agentes de la Defensoría se comunicarán con los observadores para que les comuniquen la información que hayan recabado. Se releverá el 92% de los CTD (más de 300 establecimientos en todo el país).

 

Foto: Defensoría porteña

Deja un comentario