“Se siente raro que te espíen por tu ideología, me remite a las épocas más oscuras de la dictadura”

 

 

ParqueChasWeb conversó con Pablo Messina,  periodista de C5N y vecino de nuestro barrio; sobre la aparición de su nombre en la lista de 400 trabajadores de prensa espiados por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), durante el gobierno de Mauricio Macri.

 

 

 

Por Fernando Belvedere

 

Hace pocos días, la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, presentó una denuncia por “producción de inteligencia ilegal” durante el gobierno del expresidente Mauricio Macri en perjuicio de unas 500 personas, entre ellos políticos, referentes de organizaciones sociales, académicos, empresarios y miembros de diversos organismos de la sociedad civil, además de unos 400 periodistas, fotógrafos, camarógrafos y productores de medios de comunicación nacionales e internacionales.

El documento, ya presentado esta semana ante la justicia por la actual conducción de la AFI, habría sido elaborado sobre la base de las solicitudes de trabajadores de prensa para acreditarse a la cumbre del G20, que tuvo lugar en Buenos Aires entre el 30 de noviembre y 1 de diciembre de 2018, aunque en esa lista no figuran varios periodistas que cubrieron el evento para diferentes medios, incluidos para esta agencia.

Nuestro vecino Pablo Messina, que conduce varios programas de la señal de noticias C5N,  fue uno de los periodistas espiados. ParqueChasWeb conversó con él, después que se conoció oficialmente la lista completa de los trabajadores de prensa a los que se les realizó espionaje ilegal.

 

Entrevista

 

PCHW: Pablo, ¿cómo son tus días desde que te viste incluido dentro del listado de 400 colegas espiados y qué esperás que suceda con esta causa? ¿en algún momento tuviste indicios o te tomó de sorpresa la vigilancia a la que fuiste sometido junto a otros periodistas?

-La verdad no han cambiado mucho. Imaginaba que esto podía ocurrir, aunque no por haber estado acreditado en el G20. Macri es un espiador serial, no olvidemos que asumió procesado la presidencia por espiar en la ciudad. No me sorprende el descontrol en la AFI macrista, que con millonadas de gastos reservados fue grave. Se siente raro que te perfilen por tu ideología, asusta un poco, me remite a las épocas más oscuras de la dictadura. Un espanto. Con respecto a la causa, todo se presentó el lunes 8 de junio, veremos qué pasa. Según me dicen, nos van a entregar la ficha confeccionada. Ahí evaluaré qué hacer. La verdad nunca sospeché, no me di cuenta, pero como decía no me sorprende.

 

PCHW: ¿Cómo fue tu experiencia de trabajar de 2015 a 2019 en un medio que estuvo constantemente amenazado por el gobierno anterior?

-Fue tremendo, sobretodo porque venía de años de problemas en CN23, con deudas salariales por el concurso preventivo de 2015. Me quedaron debiendo de aquella vez cinco meses como monotributista, que terminé de cobrar gracias al grupo Indalo hace unos seis meses. Claro que con la inflación la pérdida es enorme. Con respecto a C5N, fue como revivir esos momentos, el mal clima de trabajo, en otra tarea que me tocó y muy diferente a la que realizaba, sabiendo lo que estaba pasando con el gobierno que tenía como objetivo cerrar el Canal y entregárselo a un grupo mediático amigo, previo despido del 50 por ciento del personal. Difícil, entendiendo que era lo único que me quedaba y que estaba por quedar en la calle. Pero lamentablemente estaba acostumbrado. Además, perdí mi trabajo en Radio Del Plata después de 18 años. Por primera vez me despiden de un trabajo con deuda salarial y sin un peso. Todo muy doloroso.
Antes de Macri tenía cuatro trabajos, a los dos años de su gobierno me quedó uno solo y cobraba en cuotas. Destaco a los dueños y nuevos directivos y el personal por resistir y mantener lo que parecía imposible de subsistir.

 

PCHW: Desde hace ya varios años la tarea periodística se ha puesto en debate: Independientes vs. militantes. Para vos ¿está bien que el periodista explicite siempre desde dónde se opina?

-Creo que uno siempre opina desde un lugar, es imposible, al menos para mí, no decir lo que pienso. Intento mantener la objetividad siempre. Lo de periodismo independiente lo veo como un slogan de sectores periodísticos económicos concentrados que responden a sus propios intereses. Siento que siempre fue así, al menos desde que yo trabajo en medios, pero ahora está más claro.

 

PCHW: En la Era de la “hiperconectividad” ¿cómo imaginás la tarea periodística en el futuro?

-Creo que no va a cambiar mucho, el trabajo será el mismo pero a través de plataformas que cada día tienen más lectores y seguidores. Por otra parte redobla el esfuerzo para no tropezar con tanta noticia falsa que circula en redes. El ejemplo del canal TN hace pocos días, mostrando un piquete de Chile como si fuera Avellaneda, es alarmante y hasta sospechoso. Por otra parte muchos dicen que la TV está muriendo, sin embargo en estos momentos de pandemia los niveles de audiencia crecieron exponencialmente. El periodismo se ejerce más allá del medio de difusión.

 

PCHW: Por último, ¿qué nos podés relatar de tu vida en Parque Chas? ¿naciste en el barrio, tu familia es de los primeros habitantes de este laberinto?

-Con respecto al barrio, soy fan. Mi abuelo un tano de Sicilia que llegó solo en barco y se dedicó a fabricar plumeros, fue comprador de los primeros loteos de esa zona de hornos de ladrillos. Pudo hacerles la casa a sus hijos y gracias a él nací y me crié acá. Mi vida fue la Agronomía, lugar al que voy muy seguido con la familia, “La Petro” (escuela pública donde va mi hija), “el Costa Rica”, y los clubes Comu, Arqui, Saber, Vértiz y obvio, el Club Parque Chas, donde mi madre fue buffetera. Solo unos pocos años viví en Urquiza, pero por suerte pude volver a este laberinto que tanto amo. Sus casas bajas, sus calles locas, su aroma a barrio, como quedan pocos en la ciudad, son maravillosos. No lo cambio por nada.

 

 

 

 

 

 

 

 

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja una respuesta