ActualidadNoticias destacadas

Salud porteña: Informe de la auditoría sobre la gestión de los servicios de guardia del 2020

 

 

 

 

 

La Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires (AGCBA) dio a conocer los resultados del informe sobre el funcionamiento de los servicios de guardia de los hospitales Durand, Santojanni, Argerich y Fernández, durante el primer año de la pandemia. El objetivo era identificar debilidades, fortalezas y áreas críticas en los servicios de los establecimientos porteños.

 

El informe evidenció la falta de espacios adecuados de descanso para el personal de salud, quienes desarrollaron un papel fundamental durante toda la emergencia sanitaria. Además, en cuanto a los aspectos a mejorar dentro de los recursos humanos, se detectó sobrecarga laboral en enfermería, y falta de personal administrativo. Es importante destacar que el reposo y la recuperación luego de intensas jornadas de trabajo son esenciales para la salud de cada profesional, y para lograr un correcto rendimiento. Además de que ambos tipos de tareas son fundamentales para el correcto funcionamiento de los servicios, y para la calidad de la atención brindada a los pacientes.

 

Con respecto a los sistemas de gestión, se destacó el escaso desarrollo del sistema electrónico de pacientes, donde se ingresan los historiales médicos y, a nivel edilicio, se expuso que de las reformas proyectadas, solo se hicieron arreglos en el Hospital Fernández, quedando pendientes refacciones en los otros tres edificios.

 

Para llevar adelante la auditoría, que analiza el año 2020, se solicitó información específica a cada uno de los centros de salud, y se realizaron visitas de relevamiento a los Servicios de Guardia. También se compararon los resultados actuales con la última revisión, que había sido realizada en 2014. En este sentido, se expuso que no hubo grandes cambios, e incluso hubo coincidencias entre los establecimientos, sobre todo a nivel edilicio y de personal.

 

El informe -aprobado en abril de 2022- expone que el sistema de guardias se ha reconvertido, por efecto de la pandemia. En detalle, se modificaron plazas de internación comunes en terapias intensivas, y se elevó la cantidad de respiradores y de camas.

 

Fallas que se repiten

Un aspecto que no solo se sostuvo desde la anterior auditoría, sino que también comparten nuevamente los cuatro hospitales, es la falta de mantenimiento tanto en las áreas de descanso para profesionales como en los baños para público general en las salas de espera, en los que también se detectó falta de limpieza. El informe explica que el cuidado, arreglo y preservación de estos espacios debe ser programado y es fundamental para “garantizar la seguridad y estándares de calidad” en las instituciones.

 

Además de las condiciones edilicias, también se observaron los materiales de trabajo y, sobre todo, el tiempo de demora que implica solicitar su arreglo. Por ejemplo, el jefe del departamento de Equipamiento Mobiliario del Hospital Santojanni comentó que el tomógrafo se rompe seguido, y que para su reparación solo cuentan con un bioingeniero. También se registraron dentro del inventario dos electrocardiógrafos, de los cuales, al momento de la auditoría, uno se encontraba roto hace 6 meses; un ecógrafo, que no podía utilizarse ya que una pieza se hallaba averiada; camillas; sillas de ruedas y tubos de oxígeno. Dentro del control del equipamiento, se reveló además en las áreas médicas falta de computadoras.

 

En cuanto a los aspectos a mejorar dentro de los recursos humanos se resaltó el aumento del porcentaje de ausentismo en enfermería, y la falta de un estudio al respecto del envejecimiento del personal, lo cual es clave ya que suele ser un causal central a tener en cuenta en este sentido.

 

Otro factor importante que se evidenció en todos los establecimientos fue la falta de homogeneidad en la carga de información de los pacientes. Se encontraron registros generados como “Paciente”, cargando allí el recorrido total de la persona en el establecimiento; y otros como “Consulta”, generando un nuevo ingreso por cada paso de la persona por las especialidades. Por ejemplo, quien ingresa a la guardia para una consulta con un médico clínico, pero luego es derivado a Traumatología, que a su vez utiliza servicios de Radiología, genera en su recorrido tres nuevos ítems, debiendo ser una sola historia clínica que incluya la atención total.

 

Esto genera dificultades para calcular la demanda real en cada uno de los sectores, imposibilitando saber dónde es necesario reforzar la cantidad de profesionales, o qué aspectos mejorar en los procesos de atención.

 

Por último, se evidenció la falta de simulacros de evacuación y actividades de capacitación de acuerdo con la vigente Ley 5920/1724, que decreta que todos los establecimientos con afluencia de público deben contar con un sistema de autoprotección para prevenir y controlar riesgos sobre las personas y los bienes, de manera de poder proporcionar una respuesta adecuada ante una emergencia.

 

Además de las observaciones realizadas de forma general, la auditoría puntualizó problemáticas en cada uno de los establecimientos. Por ejemplo, se destacó que el Hospital Fernández no posee consultorio específico para tratar a pacientes con padecimientos mentales. Y, a nivel del personal, se especificó la necesidad de ampliación de la dotación y especialización de los profesionales y técnicos.

 

Por su parte, el Hospital Argerich presentó falencias en el sector administrativo que funciona en la guardia, generando conflictos para fijar procedimientos y en las rutinas del trabajo diario, perjudicando el control interno y la eficiencia de la gestión.

 

Como se especificó anteriormente, el Hospital Santojanni contaba con un ecógrafo averiado, por lo que debió reemplazarlo temporalmente con un equipo que se trajo de la Unidad de Terapia Intensiva, y que mientras dure la reparación del propio, cumple adecuadamente lo necesario. La AGCBA asentó en el informe que se verificará esta situación en futuras auditorías.

 

Por último, el Hospital Durand presentó deterioro tanto en las salas de observación de pacientes como en los dormitorios médicos, además de no contar al momento de la auditoría con la correcta ventilación de los espacios. Posterior a la revisión, en el año 2021, las autoridades del hospital manifestaron haber colocado los acondicionadores de aires correspondientes en las seis habitaciones de internación, lo cual deberá verificarse también en el próximo trabajo de campo.

 

Falencias sostenidas en el tiempo

En la auditoría anterior, realizada en 2014, ya se habían asentado algunos aspectos factibles de mejora, como las elevadas proporciones de profesionales suplentes con respecto a los titulares, y de guardias externas que no cuentan con profesionales médicos designados en las especialidades de Hemoterapia, Radiología y Toxicología.

 

También se estudió y comparó el registro estadístico de las principales consultas realizadas por los pacientes, dando como resultado que en los cuatro hospitales se pueden explicar la mayor parte de las incidencias por los tres principales ítems de especialidad. El principal siempre es Clínica Médica; en segundo lugar, siempre se encuentra Pediatría; y tercero, Traumatología.

 

También se debe resaltar que en los casos del Hospital Santojanni y el Hospital Argerich las consultas de Orientación representan el tercer y el segundo lugar en importancia. Se hace evidente que el servicio de orientación implica gran importancia en la distribución de recursos y requerimientos de los servicios de Guardia, y por lo tanto debería ser tomado en cuenta para ser incluido en la estadística de forma normatizada, ya que importan al flujo de la demanda y la optimización de los recursos brindados.

 

 

Fuente consultada: Portal El Auditor

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja una respuesta

Estadísticas del Portal de Parque Chas

Paginas vistas 26.890

Días en el rango 28

Promedio de páginas vistas diarias 960

Desde cualquier SERP 10

IPs Unicas 2.534

Últimos 30 minutos 18

Hoy 5

Ayer 898