Parque Chas tiene su primera Biblioteca al paso

 

Está ubicada en Gándara entre Bucarelli y Bauness. Esta iniciativa que se aplica en varios países, tiene como fin compartir libros con sentido comunitario y fomentar la lectura. Funciona todos los días de 9 a 20.

 

 

Por Fernando Belvedere

 

(Parque Chas-PCHW) La vecina Inés KreplaK se contactó con ParqueChasWeb para avisarnos que nuestro barrio ya cuenta con su primera Biblioteca libre. La misma está instalada en la calle Gándara entre Bucarelli y Bauness.

La Biblioteca al paso tiene como lema la idea de compartir: “Llevate un libro. Dejá otro”. Inés nos dice que nace como una iniciativa autogestiva y parte de la convicción de que la lectura, tanto en niños como en adultos, nos ayuda a manejar mejor nuestro lenguaje, desarrollar la imaginación y también ejercitar la empatía.

 

“Los libros y la lectura son también una posibilidad de encuentro con los otros y, en este sentido, es una forma más de construir comunidad en el barrio donde vivimos. Pero esta no es una iniciativa aislada, Parque Chas está repleto de movidas participativas muy interesantes que alentaron a que nos animáramos a llevar el proyecto adelante. Es un barrio mágico y quisimos aportar con un poco más de magia, fantasía e historias diversas”, amplía nuestra vecina. Fue ella quien nos pidió publicar esta idea para que a través de nuestro Medio, los vecinos que estén interesados colaboren en este intercambio. Son bienvenidas todas las donaciones e invitan a compartir lecturas. La idea es que uno pueda llevarse libros pero también  que traigan otros así el círculo de lecturas y textos compartidos sigue su curso. “Nosotros también podemos revalorizar lo nuestro”, dice Inés.

 

Bajo la consigna “Llevate un libro y dejanos otros”, este proyecto se inició en Alemania en 2010 a través de la colocación de una biblioteca en la vía pública. Se colocó un mueble con distintos estantes que sostienen libros, ubicado en la vereda, una calle peatonal, una plaza, la playa o, incluso, una cabina telefónica (como el caso de New York). El acceso al libro es absolutamente gratis, el único requisito es dejar un libro a cambio para que siempre haya artículos de lectura disponibles. La idea se expandió rápidamente entre otros países europeos; Estados Unidos, y en Argentina tiene sus réplicas en ciudades como Corrientes o Chaco, todas con un único fundamento: el compartir cultura y solidaridad. Se calcula que hay cerca de 40 mil pequeños libres intercambios en todo el mundo

 

Otra experiencia es el BookCrossing o BC, que nació en marzo de 2001 a través de la idea del estadounidense Ron Hornbaker inspirado por el sitio web Where’s George? que seguía el recorrido de los billetes en circulación. La web de Bookcrossing fue lanzada poco después e incentivó la práctica de dejar libros en lugares públicos para que los recojan otros lectores, que después harían lo mismo. La idea era liberar libros “en la jungla” para que sean encontrados por otras personas, así se lo menciona en sustentor.com

Si alguien decide liberar un libro vía BookCrossing, tendrá que registrarlo para conseguir un BCID (número de identificación de BookCrossing) que será lo que identifique ese ejemplar concreto en la base de datos del sistema. Ese número de registro lo lleva el libro escrito, directamente en el interior de la cubierta, o bien en una etiqueta en la que se pide a la persona que lo encuentre que entre en la web de BookCrossing y escriba un pequeño apunte para notificar el hallazgo, y finalmente que suelte de nuevo el libro una vez lo haya terminado.

 

Para los interesadxs en sumarse a esta movida en el barrio, pueden hacer sus consultas en el Facebook de la Biblioteca al paso en Parque Chas

Portal de Parque Chas Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja un comentario