Las estaciones La Paternal y Villa Crespo inconclusas por fraude en perjuicio de 50 subcontratistas

Por la estafa, el Gobierno porteño resolvió rescindir el contrato de la UTE formada por las empresas Green-Rottio, encargada de la construcción del viaducto San Martín. Desde el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte dicen que la obra será finalizada por AUSA.

 

Luego de la  inauguración del viaducto San Martín antes de las PASO, quedaron finales de obra que están casi paralizados. El motivo es que la empresa adjudicada para los trabajos, una UTE formada por Green-Rottio, dejó de pagarles a las 50 subcontratistas, pese a que el ejecutivo porteño dice que le giró los fondos en tiempo y forma. Por estos incumplimientos el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires rescindió el contrato que mantenía con la mencionada constructora que acumuló una deuda superior a los 400 millones de pesos.

 

Las consecuencias de este conflicto son que las estaciones La Paternal y Villa Crespo quedaron inconclusas y según lo informado por el ejecutivo porteño, estas obras serán finalizadas por AUSA. También falta limpiar los bajos del viaducto, que serán concesionados para negocios y albergarán espacios públicos y verdes. Los trabajos que están en estado de avance en la actualidad, son los correspondientes al señalamiento a cargo de la empresa Alstom, que se realizan durante la noche.

 

El Gobierno porteño informó que el proyecto del viaducto San Martín tiene un 96% de avance, por lo que el 4% restante es el que ejecutaría Autopistas Urbanas SA, la empresa estatal porteña que gestiona las autopistas y está a cargo de los trabajos, con apoyo del Gobierno nacional y el de la Ciudad, a través del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, a cargo de Franco Moccia.

 

El conflicto tomó conocimiento público a partir de la denuncia de unas 50 empresas que dejaron de cobrar alrededor de 400 millones de pesos. Las mismas son proveedores de la contratista principal, que participan de las distintas fases del proyecto. Ciudad dice que AUSA realizó todo el pago a la empresa Green en tiempo y forma, pero parte de esos montos nunca llegaron a sus proveedores.

 

Según consiga enelsubte.com, la frágil situación de la UTE Green no es ninguna novedad: en julio pasado, el portal La Política Online reveló que la empresa acarreaba pasivos de al menos «70 millones de dólares» y que sobre sus cuentas bancarias pesaba un embargo de 800 millones de pesos dictado por la Justicia, amén de que aparece 26 veces mencionada en el Caso Cuadernos.

Te puede interesar  Ponen en venta todo el predio del Playón de Chacarita que estaba destinado para la reurbanización del Barrio

 

 

COMUNICADO DE PRENSA PUBLICADO POR LAS EMPRESAS ESTAFADAS

 

Los  titulares de las empresas subcontratistas y proveedores de bienes y servicios de la empresa constructora Green SA – Rottio SA VFE UTE, contratadas ésta por la comitente AUSA, que depende directamente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, denunciaron que fueron “alevosamente estafados.”

 

“La suma a la que asciende la deuda con nosotros supera los 400 millones de pesos; aunque sabemos que poco a poco esta suma irá creciendo ya que tenemos conocimiento que aún falta contabilizar la deuda de otras empresas con las nuestras. Sospechamos que puede alcanzar los 600 millones. Debido a esto, la situación de nuestras empresas es en algunos casos desesperante. Se trata, en su mayoría, de Pymes de conformación familiar. Somos, absolutamente todos, los típicos empresarios que no sabemos despegar el amor a nuestro trabajo y a nuestras empresas del amor general que sentimos por nuestro país. En nuestras empresas trabajan codo a codo, padres, hijos, tíos, primos y amigos. La obra del Viaducto San Martín es un orgullo para nosotros, que fuimos en verdad los que la llevamos adelante trabajando noche y día.

 

La empresa Green SA – Rottio SA VFE UTE, con el consentimiento flagrante del Gobierno de la Ciudad que está en absoluto conocimiento de lo que sucede ya hace muchos meses, está permitiendo que la estafa se termine de concretar: no sólo permitió que la UTE vendiera al Banco Supervielle los derechos de cobro de los certificados de obra, con todas las complicaciones legales que esto trae, sino que además siguió liquidándoles los certificados y redeterminaciones de obra cuando ya la empresa estaba en cesación de pago a sus proveedores. La maniobra no puede ser más descarada o, al menos, negligente.

 

En estas instancias, la obra se encuentra sin terminar y absolutamente paralizada. Advertimos a todos los usuarios de la línea San Martín que dicha paralización acarrea inevitablemente una serie de peligros, y que responsabilizamos por ello al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. También hacemos extensivo el llamado de atención pertinente a todos los trabajadores ferroviarios de la Línea San Martín para que estén más alerta que nunca ante cualquier inconveniente.”

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja un comentario