EL COVID-19 y los animales de compañía

El Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación del Gobierno de Hong Kong (AFCD) notificó el pasado 28 de febrero la detección, en un perro, de un positivo leve del nuevo coronavirus que causa la enfermedad COVID-19.

 

 

Por Néstor A. Fernández

Veterinario MN 7102

 

“El 26 y 28 de febrero, los hisopos orales y nasales fueron positivos, mientras que el 2 de marzo, solo los hisopos nasales mostraron resultados positivos. Las muestras rectales y fecales resultaron negativas en las tres ocasiones. Las pruebas realizadas tanto en el laboratorio veterinario del gobierno como en el laboratorio de diagnóstico de CoV humano acreditado por la OMS en la Universidad de Hong Kong  detectaron una baja carga viral en los hisopos nasales y orales”, explican.

 

El perro, que no muestra signos clínicos relevantes, fue retirado del hogar, que era la posible fuente de contaminación. Se realizó una nueva prueba después de poner al perro en cuarentena para determinar si el perro estaba realmente infectado o si su boca y nariz estaban contaminadas con el virus COVID-19 de la casa, luego de cumplir la cuarentena se realizaron hisopados que dieron negativo.

 

El 17 de marzo el perro murió, (la dueña ya estaba repuesta del COVID-19) tenía 17 años y no fue sometido a necropsia.

 

El documento del AFCD establece que, en este momento, todavía no hay evidencia de que los animales domésticos mamíferos, incluidos perros y gatos, puedan ser una fuente de infección para otros animales o humanos. El mismo criterio maneja la OMS y la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA).

 

Lo que se sospecha es que la dueña de perro (que tenía la enfermedad)  tosiendo eliminó el virus que se depositó en la mascota, ya que la misma no presentó síntomas de enfermedad.

Te puede interesar  Piden garantizar el derecho a la alimentación saludable a alumnos de establecimientos educativos de gestión estatal

 

  • El Senasa advirtió que, por ahora, no hay evidencias de que los animales contraigan o contagien la enfermedad, aunque se está avanzando en el estudio de las formas de transmisión.

 

  • La OMS ha indicado que, por el momento, no existen evidencias científicas de que las mascotas como perros o gatos puedan padecer o transmitir este virus.

 

  • WSAVA insta a los dueños de mascotas en áreas donde se conocen casos humanos de COVID-19 a que sigan la información contenida en su aviso, incluido el lavado de manos al interactuar con sus mascotas y, si están enfermos, usar máscaras faciales a su alrededor.
  • Cómo cuidar a las mascotas

 

  • Para aquellos que están en cuarentena, lo recomendable es que la mascota tampoco salga a la calle. Así se evitará que eventualmente el animal actúe como vector del virus, teniendo en cuenta que éste sobrevive un tiempo todavía no establecido en el cuerpo.
  • Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón, antes y después de tocar animales.
  • Si el dueño tiene coronavirus, la mascota debería quedar al cuidado de un tercero.
  • Al mudarlo de hogar no llevar ningún elemento (correa, platos, bozal) que salga de la casa del infectado. Si es indispensable, se aconseja desinfectarlos previamente.
  • Si la mascota tiene que quedar sí o sí en la casa del infectado, los especialistas aconsejan mantener estrictas medidas de higiene. Mantener una distancia de 2 metros (al igual que entre humanos). Llevar barbijo en presencia del animal y evitar un contacto estrecho. 

 

  • Ante cualquier duda consultar al veterinario de confianza.

 

Respecto a las vacunas contra el coronavirus canino, protegen contra el coronavirus entérico, que no tiene semejanza con el COVID-19.

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja una respuesta