Covid-19: La situación de cinco Clubes de Parque Chas en tiempos de pandemia


 

 

 

ParqueChasWeb, se puso en contacto con los presidentxs y directivxs de los clubes Agronomía Central, AF Parque Chas, Club SABER, Viejos Muchachos de Newell’s  y El Trébol, para conocer cómo se han administrado sus entidades desde que se decretó el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO).

 

 

Por Fernando Belvedere

 

El 19 de marzo, el presidente Alberto Fernández anunció el Aislamiento Social Obligatorio en todo el país con el objetivo de frenar el avance del coronavirus. La cuarentena obligatoria a nivel nacional fue la medida más drástica que tomó el Gobierno Nacional desde que el virus COVID-19 empezó a propagarse dentro del país.

 

A partir de ese momento, la cotidianeidad de los argentinos cambió drásticamente. Los clubes de barrio debieron cerrar sus puertas y el silencio se apoderó de sus instalaciones. En ese mismo mes de marzo, funcionarios del Gobierno Nacional y de la Ciudad, iniciaron reuniones con representantes de las instituciones deportivas con la idea de cómo abordar la crisis que se avecinaba.

 

Fue así que desde la Mesa de Clubes e Instituciones Deportivas de la Ciudad, declararon la emergencia social, económica y sanitaria para afrontar la cuarentena por el Covid-19 por el riego de quedar al borde de la quiebra. A través de un comunicado, la Mesa informó las medidas a tomar en el escenario crítico por la que atraviesan sus instituciones.

 

Los dirigentes señalaban: “los clubes cumplimos un rol fundamental de contención como las escuelas, invaluable y por sobre todas las cosas: irremplazable. Por eso mismo  solicitamos el máximo de los apoyos de las autoridades de la Ciudad y la Nación de nuestra querida Argentina y gestos solidarios que estén a la altura de la tarea social invaluable que día a día llevamos adelante por amor a nuestros socios, nuestros vecinos. Los clubes de barrio somos todos”.

 

Se conformó un Comité de Crisis de los clubes de barrio de la Ciudad del que también forman parte autoridades del Gobierno Nacional, de la Ciudad, del poder legislativo y las Federaciones que nuclean a las instituciones deportivas, hasta tanto dure las medidas de aislamiento.

 

En el mes de abril, por una iniciativa del Consejo Asesor del Deporte ante el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, se resolvió que las 196 entidades barriales que están inscriptas en el Registro Único de Instituciones Deportivas (RUID), reciban un subsidio de 60 mil pesos.

 

ParqueChasWeb entrevistó a los presidentes y presidentas de cinco clubes de Parque Chas para que nos relaten el estado de situación de cada institución y cómo ha sido administrarlas con las puertas cerradas y sin actividad desde que se decretó la cuarentena.

 

 

Club Agronomía Central (fundado el 11 de diciembre de 1928) | Fabio Romanella, presidente

Al momento de iniciar a la cuarentena, el club estaba sin deudas y al día, a pesar de que los dos últimos años de crisis fueron muy malos. Cuando se decretó la cuarentena y de un día para otro dejamos de generar ingresos. El no tener estructura administrativa para sostener fue, de alguna manera, un alivio económico.

 

En cuanto a los servicios e impuestos siguieron llegando y al principio los fuimos cubriendo a pesar de no generar ingresos. Con AySA tenemos una situación compleja porque a pesar de no haber consumo, el servicio se factura por metro cuadrado, por lo tanto el costo es alto.

 

Una de las primeras medidas que tomamos, fue generar una cuota social extra ordinaria de un valor de 350 pesos por mes. La primera cuota se pagó en julio y durante este mes comenzamos una campaña de socios honorarios, el valor de la cuota será de 1100 pesos por mes y durante 10 meses.

 

En cuanto al tema subsidios, recibimos una primera ayuda de 60 mil pesos de parte del Gobierno de la Ciudad de quien también recibiremos una segunda cuota. Además, a través de la Secretaría de Turismo y Deportes de la Nación vamos a recibir un subsidio de igual valor. A estos ingresos, se suman los que se producen por cobro de cuota social y alquileres a futuro de las instalaciones del club. Con todo lo que te describí, un club como el nuestro está pudiendo transitar sin sobresaltos estos meses de pandemia.

 

En cuanto a infraestructura, el Gobierno nacional también nos otorgó un subsidio de 500 mil pesos para obras de ampliación de un sector del club, ese sector está destinado al Bachillerato Popular que funciona en Agronomía Central. Las obras comenzarían entre septiembre y octubre de este año.

 

El buffet comenzó a funcionar a partir del 1 de junio, lo hace durante la noche con entregas a domicilio.

 

Agronomía Central también se presentó a un programa de mecenazgo que lanzó el Ministerio de Cultura de la Nación. El mismo se denomina “Es Cultura”. Ya cumplimos con los requisitos y por lo tanto recibiríamos un monto de 300 mil pesos para producir podcasts, un nuevo formato de archivo de audio muy en auge,  y a nosotros nos van a servir para producir materiales que cuenten la historia del barrio y del club. Serán diez podcasts en total.

 

 

Club AF Parque Chas (fundado el 24 de Febrero de 1929) | Ana Paula Cosenza, presidenta

La situación del club desde el comienzo de la pandemia es muy delicada. A medida que pasa el tiempo tratamos de adaptarnos con la esperanza que esto pase pronto.

 

Debido a mi trabajo conozco la realidad de muchos clubes barriales en distintos puntos del país y la  crisis es muy grave. Hace años que se atraviesa una situación crítica. Algunos clubes de barrio de CABA  —como el nuestro— tenemos una realidad un poco más favorable que la mayoría pero no nos aleja de ese contexto. En la actualidad se suma esta pandemia que nos modificó la vida a todos.

 

Como la mayoría de los clubes, nosotros dejamos de generar ingresos genuinos desde diciembre de 2019, que es cuando finalizan todas las actividades del club. De Nacion esta en trámite el subsidio de emergencia. El que corresponde a “Clubes en Obra”, todavía no lo iniciamos.

 

En el mes de febrero y marzo, cuando se van retomando las actividades y con ellas los ingresos nos sorprendió esta nueva realidad, con las medidas que ya todos conocemos, de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio por la pandemia COVID-19.

 

Un mes después, en el mes de abril, por un trabajo en equipo entre la Comisión Directiva y los profes de fútbol se comenzaron a realizar las clases de manera virtual a través del ZOOM. Gracias al enorme trabajo, esfuerzo y creatividad de los profes, se logró mantener la participación de los chicos y chicas que hasta el día de hoy toman sus clases. También se sumaron las clases de patín. Con estas actividades, comenzamos a recaudar algo de dinero, que no alcanza a cubrir los gastos que tenemos pero es una ayuda siempre importante. Hay chicos y chicas que no pueden pagar la cuota, pero nosotros igualmente los incentivamos a que continúen con las actividades virtuales porque lo importante es transitar estos momentos juntos para que el día que se pueda reabrir el club nos encuentre unidos.

 

Se vienen realizando encuentros vía ZOOM que den contenido a estas clases y también motivar a los socios, chicos y chicas a seguir participando.  Entre ellas se hicieron Charlas de NEUROLOGÍA COGNITIVA, de NUTRICIÓN EN EL DEPORTE, y varios encuentros con jugadores que salieron de las infantiles del club, como ser: Javier Saviola, Juan Bottinelli, Gabriel Pereyra, Pablo Zabaleta, Dario Bottinelli, Jorge Marciano Ortiz, Jonathan Bottinelli.

 

El ingreso que recibimos es un paliativo que nos alcanza solo para pagar parte de los servicios e impuestos. El servicio más problemático es el del agua, nos llegan facturas de hasta 20mil pesos. Los profes y la gente que colaboran en distintas áreas de la institución se han puesto el club al hombro.

 

El buffet continúa abierto solo con entregas a domicilio. También recibimos donaciones de alimentos, ropa y elementos de limpieza para acompañar a quienes más lo necesitan.

 

En cuanto al tema subsidios ya recibimos la primera cuota de 60 mil pesos que otorga la Subsecretaría de Deportes de Ciudad, y tenemos pendiente el cobro de la segunda. Mientras que está en trámite el apoyo por parte del Estado Nacional.

Creo que por cómo está la situación actualmente, por un tiempo largo no podremos reabrir las puertas del club con todas las actividades y movimiento habitual. Esperamos pronto retomar algún tipo de normalidad. Mientras tanto hacemos el mayor esfuerzo para transitar estos días de la mejor manera y que el club siga “vivo”.

 

 

Club Viejos Muchachos de Newell’s (fundado el 12 de octubre de 1932) | Diego Bértola, presidente.

Desde el comienzo de la cuarentena no estamos abonando ningún impuesto y las facturas de todos los servicios siguen llegando con valores altos como si estuviéramos consumiendo y el club no tiene actividad.

 

Hasta ahora recibimos la primera cuota del subsidio de 60 mil pesos que otorga el gobierno de la Ciudad y ya nos aprobaron el segundo que estaremos cobrando pronto. En cuanto a los ingresos por cuota social, son muy pocos los socios que pudieron pagar a pesar de tener una cuota baja de 100 pesos. Entendemos que no podemos exigir pago y por lo tanto hasta ahora se ha hecho de forma voluntaria y hasta algunos socios pudieron abonar una cuota anual.

 

Estamos tramitando un subsidio que otorga el Gobierno Nacional para obras de infraestructura, su valor es de 500 mil pesos y a nosotros nos serviría para encarar una obra pendiente que tenemos que es la del arreglo de los techos del club. El buffet se encuentra cerrado porque al momento de renovar la concesión empezó la cuarentena.

 

 

Club SABER (fundado el 3 de diciembre de 1926) | Susana Borda, presidenta.

El club cerró sus puertas el 20 de marzo. Al principio pensamos que esto se iba a extenderse por poco tiempo, pero la realidad muestra lo contario.

 

A partir de ese momento la realidad de los clubes barriales se hizo muy difícil. Antes de decretarse la cuarentena nosotros nos manteníamos al día con las cuotas de socios, de las distintas actividades en el club y del alquiler del salón social del club. La realidad cambió de un día para otro.

 

Algunos socios del SABER han hecho aportes voluntarios como colaboración, como así también algunos miembros de Comisión directiva. Los responsables de las actividades de Kung Fu y Aeromodelismo también hicieron aportes voluntarios en esta etapa. Los alquileres del salón que ya estaban contratados hubo que reprogramarlos para más adelante. Con este respaldo, pudimos cubrir gastos durante los primeros meses.

 

Posteriormente nos acreditaron la primera cuota de 60 mil pesos que otorga la Secretaría de deportes del Gobierno porteño, a quienes estamos inscriptos en el Registro Único de Entidades Deportivas de la Ciudad de Buenos Aires (RUID). Pudimos pagar los servicios porque las tarifas siguen llegando. De parte del Gobierno Nacional también nos acreditaron 60 pesos que lo destinamos a  mantenimiento del club y también al pago de los servicios. Además, desde el Ministerio de Turismo y Deporte de la Nación crearon un programa que se llama “Planes para Obra” que está destinado a obras de infraestructura. Previamente hay que presentar los planos del proyecto. Esto ha sido de una gran ayuda, ya que  gracias a todos los ingresos que recibió el Club Saber estamos al día y sin deudas.

 

Por otra parte, nuestra entidad integra la Federación de Clubes e Instituciones Deportivas y desde allí nos estamos reuniendo a través de charlas virtuales donde se vuelcan las inquietudes de cada institución y se toma nota de los problemas que están atravesando cada una de ellas; y a partir de allí encontrar las mejores soluciones. Se hicieron presentaciones al Enargas por el tema del sostenimiento o reducción de los abonos de las tarifas, en tiempos donde los clubes no generan ingresos. Las instituciones que tienen personal regularizado laboralmente, han recibido las ATP. La semana pasada nos enviaron un protocolo para aplicar a las actividades deportivas y hay un ítem dedicado a los clubes de barrio. Se supone que estas medidas son las que vamos a tener que adoptar una vez que se liberen dichas actividades. Hay posibilidades que esto se haga realidad entre septiembre y octubre de este año. El buffet se mantiene cerrado en este momento.

 

Sólo los profes de fútbol han llevado a cabo algunas charlas virtuales. Esto se realizó por iniciativa de ellos.

 

 

Club El Trébol (fundado el 21 de septiembre de 1943) | Jorge Princic, vicepresidente y coordinador de Fútbol masculino y femenino.

Como lo demás clubes, nosotros también cerramos El Trébol el 20 de marzo. Hasta el momento no recibimos ninguno de los dos subsidios que otorga el Gobierno de la Ciudad, están en trámite. Los servicios e impuestos lo seguimos pagando. Lo que nos prometieron en el Banco es que no nos van a cobrar el mantenimiento de la Tarjeta de Crédito. Necesito destacar muy especialmente a las familias de los chicos de Baby fútbol que está haciendo un gran esfuerzo para seguir abonando la cuota entera o una parte de ella, llegando hasta casi un 80% del total. Gracias a esta iniciativa, el club le está pudiendo abonar los honorarios a los profes Alan, Joaquín, Iván, Agustín y Federico. No llegamos a abonar el cien por cien de lo que les corresponde, pero si una gran parte.

 

Para los pibes de Baby fútbol coordino clases virtuales y también clases de magia. Las clases de fútbol las hacemos desde el garage de mi casa junto a mi hijo Iván que es profesor de educación física. Practicamos técnica individual y técnica de precalentamiento. Para los chicos más pequeños el horario es de cuatro a cinco de la tarde y para los más grandes de seis a siete de la tarde.

 

Como todos saben, el Club El Trébol tiene su cancha al aire libre y es posible que en unos meses podamos volver a practicar en ella.

 

 

 

 

 

 

 

Portal de Parque Chas Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja una respuesta