“Las legislaciones restrictivas no son efectivas para bajar la cantidad de abortos”

Especialistas internacionales participaron del debate sobre aborto legal en argentina y aportaron evidencia de salud pública. Los disertantes coincidieron que en países donde ésta práctica está permitida bajó significativamente la mortalidad materna y que el aborto en condiciones adecuadas no tiene consecuencias negativas para las mujeres.

 

Leonel Briozzo (Uruguay), Ana Cristina González Vélez (Colombia), Daniel Grossman (EEUU) y Raffaela Schiavon (México) vinieron a Argentina para participar en las reuniones informativas en el Congreso de la Nación en el marco del debate parlamentario sobre la legalización del aborto y expusieron hoy en la jornada “Evidencias y argumentos de salud pública para la legalización del aborto en Argentina”, organizada por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), el Centro de Estudio de Estado y Sociedad (CEDES) y la Red de Acceso al Aborto Seguro Argentina (REDAAS).

 

Mariana Romero, investigadora del CEDES, abrió la actividad diciendo que “vivimos un momento inédito e histórico” para el cual REDAAS hace su aporte “como un espacio para pensar, acompañar y participar del debate por el acceso a aborto seguro”. Agradeció la participación de todas las personas presentes y el apoyo de CLACAI, IWHC e IPAS para la organización de la jornada.

 

La médica ginecóloga formada en Italia y residente en México, Raffaela Schiavon, aseguró: “La criminalización no es una medida efectiva para bajar tasa de aborto, solo sirve para generar abortos más inseguros”. La tasa de abortos estimados en el mundo es de 35 por cada 1.000 mujeres, pero en los países desarrollados es de 27 y en los países en desarrollo sube a 36. En América latina se estima que de los 6.420.000 abortos que se realizan al año, el 23,6 por ciento fueron seguros, 16,7 por ciento fueron inseguros y el 60 por ciento fueron “menos seguros”, según la clasificación de la OMS. “La región de Latinoamérica presenta el marco legal más restrictivo del mundo, aquí están tres de los cinco países del mundo que criminalizan totalmente el aborto en cualquier circunstancia”, explicó Schiavon y sostuvo: “La evidencia señala que la incidencia del aborto no depende de si el marco legal es restrictivo o permisivo en el país donde vive”.

Te puede interesar  Las acreditaciones de los medios populares para el #8A fueron rechazadas

 

Por su parte Daniel Grossman, investigador y gineco-obstetra norteamericano presentó los hallazgos del reciente reporte sobre la calidad y la seguridad de la atención en su país, publicado por la Academia Nacional de Ciencia, Ingeniería y Medicina: “los métodos para practicar abortos son seguros y efectivos”, destacó. A su vez, se refirió a otros estudios que concluyeron que: “No hay evidencias de daño de salud mental ni tendencias suicidas o de estrés post traumático como consecuencias del aborto. En cambio, las mujeres a las que se les negó un aborto que habían solicitado reportaron consecuencias negativas tanto socioeconómicas como para su salud física y mental”.

 

Leonel Briozzo ex Subsecretario del Ministerio de Salud Pública de Uruguay dijo: “Hoy Uruguay es el país que tiene mortalidad materna más baja del continente, solo aventajado por Canadá, y esto se debe a la disminución del aborto inseguro”, comentó y detalló: “Logramos disminuir la mortalidad materna, la mortalidad infantil, la prevalencia de abortos, embarazos no deseados y el estigma social de un tema salud y mejoramos la formación profesional”. Briozzo culminó su exposición con una definición enfática: “Me defino como pro-vida, ya que puedo demostrar que con lo que hago, y no solo con lo que se dice, se logra más vida y dignidad para mujeres y la infancia. Nosotros somos pro vida, otros son los antiderechos y promueven la muerte y el sufrimiento”.

 

Ana Cristina González Vélez, ex Directora de Salud Pública de Colombia, hizo una crítica al modelo que permite el aborto legal en determinadas causas, tal como el que rige en Argentina actualmente, “porque es arbitrario y variable” y porque ubica a los profesionales de la salud en un doble papel de intérpretes y certificadores de la interpretación de la ley por sobre la autonomía de las mujeres para tomar sus decisiones”.

 

Finalmente, Natalia Gherardi, directora ejecutiva de ELA, agradeció la participación de las y los panelistas, sostuvo que “estamos convencidas que el resultado de este proceso de debate parlamentario será positivo” y remarcó el compromiso de REDAAS “con la vida, con la ley y con la dignidad de las mujeres”.

parquechasweb Administrator
Redacción
follow me

parquechasweb

Redacción

Deja un comentario