Comuna 15: Llegaron al país los equipos que se instalarán en el Centro Argentino de Protonterapia


 

 

 

 

Se trata del primer edificio para el tratamiento del cáncer con protones del Hemisferio sur, un proyecto ideado por la CNEA en 2015, en el marco del Plan Nacional de Medicina Nuclear y funcionará en el Instituto de Oncología Ángel Roffo.

 

Llegaron al país los equipos para el primer Centro de Protonterapia de Latinoamérica que funcionará en el Instituto de Oncología Ángel Roffo. Allí se tratará el cáncer con protones, un proyecto ideado por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) en 2015, en el marco del Plan Nacional de Medicina Nuclear.

 

El rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri destacó que “Este proyecto es un testimonio de la altísima calificación de nuestros recursos humanos, y de todo lo que la UBA es capaz de hacer justo en el año que nuestra Universidad cumple 200 años. Es un honor poder celebrarlo con acciones que combina ciencia, innovación y salud pública al servicio de las y los argentinos”.

 

En la actualidad existen 107 centros de protonterapia —considerada la forma más avanzada de radioterapia— distribuidos en 20 países, y 37 están actualmente en construcción. Uno de ellos es el de nuestro país, dependiente de la UBA y el INVAP con una inversión de 17 mil millones de pesos.

 

Este Centro de Medicina Nuclear está ubicado en avenida San Martín y Nazca, en el barrio porteño de Agronomía, y la obra se construye a partir de un proyecto de la Comisión Nacional de Energía Atómica de la Secretaría de Energía de la Nación, que acompaña la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la empresa Invap S. E. (Investigaciones Aplicadas); y conformará en ese lugar un Polo Oncológico, con la inclusión de los centros de la Fundación Centro Diagnóstico Nuclear (FCDN), creada por la CNEA; y el de la Fundación Escuela Medicina Nuclear (Fuesmen).

 

El CeArP inició su construcción en julio de 2019 en un predio puesto a disposición por la UBA y el nuevo edificio tendrá casi 8 mil metros cuadrados en cuatro plantas, ubicado frente al Instituto de Oncología Ángel H. Roffo (Ioahr), instituciones con las que el CeArP estará vinculado para la atención pública y abordaje integral de pacientes con cáncer, informó la CNEA en un comunicado. La protonterapia se considera la forma más avanzada de radioterapia que utiliza haces de protones para el tratamiento de cáncer porque permite concentrar la entrega de la dosis terapéutica en el volumen tumoral, reduciendo los efectos secundarios sobre tejidos sanos.

 

La CNEA firmó dos contratos con Invap para la ejecución del proyecto, el primero para ejecutar más de la mitad del proyecto y el segundo, por unos 4.600 millones de pesos, para completarlo.

 

Invap seleccionó además a la empresa belga IBA (Ion Beam Applications) para la provisión de los equipos de protonterapia, por ser la empresa de mayor trayectoria y de más centros instalados y funcionando probadamente en el mundo. Hace unos días arribaron precisamente desde Bélgica los equipamientos, entre ellos un ciclotrón -la máquina más importante del sistema- y partes asociadas al transporte de protones.

 

Estas decisiones estratégicas permitirán que el CeArP sea un centro científico de referencia en protonterapia, con fuerte foco en investigación y desarrollo en salud, por estar asociado a instituciones médicas y tecnológicas de gran prestigio y de trayectoria fuertemente académica, científica y tecnológica, señaló el documento.

 

 

 

 

Por esto, la protonterapia presenta beneficios específicos en el tratamiento de niñas y niños con cáncer. Por este motivo trabajará en colaboración clínica con el Hospital de Pediatría Prof. Dr. Juan P. Garrahan, otra institución de renombre internacional, hospital de referencia en el abordaje integral de la salud infantil y centro de referencia para la atención de las patologías de alta complejidad infantil de todo el país.

 

La literatura científica mundial es ahora suficientemente abundante como para justificar el uso del tratamiento con protones para una serie de indicaciones basadas en evidencia, estimándose que globalmente 120 pacientes por millón de habitantes por año, como mínimo, se beneficiarían sustancialmente con la protonterapia. Una proporción importante de éstos son niños, en quienes se pueden lograr mejoras importantes en el tratamiento y efectos secundarios reducidos a largo plazo.

 

Este número está aumentando paulatinamente a medida que surgen nuevos resultados en todo el mundo. Los principales criterios que se consideran para la elección de esta modalidad son:

  • Pacientes para quienes la disminución de la dosis de radiación en tejido sano debería mejorar sustancialmente la calidad de vida al evitar los efectos secundarios en estos tejidos.

 

  • Pacientes con tumores para los cuales los mejores tratamientos actuales no permiten administrar la dosis de radiación requerida, debido a la vecindad de estructuras críticas en las proximidades del tumor.

 

  • Tumores muy resistentes a la radioterapia estándar. La dosis de radiación necesaria para el control es demasiado grande y afectaría en mayor medida a todos los tejidos en el camino de la radiación.

 

  • Pacientes especialmente vulnerables a los efectos tardíos relacionados con la radioterapia que afectan la función normal de los órganos, el crecimiento, el desarrollo físico y la aparición de segundas neoplasias malignas.

 

Fuente consultada: Télam

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Portal de Parque Chas Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja una respuesta

Estadísticas del Portal de Parque Chas

Paginas vistas 2.653

Días en el rango 28

Promedio de páginas vistas diarias 95

Desde cualquier SERP 4

IPs Unicas 1.703

Últimos 30 minutos 1

Hoy 77

Ayer 99