Argentina campeón del mundo: Los clubes de barrio son los verdaderos formadores de los jugadores

 

 

 

 

 

 

Después de 36 años, Argentina volvió a consagrase Campeón del Mundo y sumó su tercera estrella. Los dirigidos por Leonel Scaloni, Pablo Aimar, Roberto Ayala y Walter Samuel tuvieron varios momentos de fútbol de alto vuelo, sobre todo los 80 minutos contra Francia en la final disputada en Qatar.

 

Unas de las cosas que quedaron de manifiesto es el origen común de la totalidad de los jugadores del elenco de la Scaloneta. Todos ellos crecieron y se formaron en clubes de barrio, sociales y familiares, en cada uno de sus pueblos. Ámbitos donde los hoy consagrados hacen sus primeras armas en los deportes de equipo, con el sueño de, algún día, emular a sus “ídolos”,  integrantes de la selección o su equipo favorito.

 

Los clubes de barrio de cada ciudad o de cada pueblo a lo largo y a lo ancho del territorio argentino son el lugar de encuentro, de los primeros vínculos, no solo en la práctica de fútbol, sino en la de varios deportes.

 

A través de su cuenta de twiter, el periodista Alejandro Fabbri señaló una fuerte crítica a las políticas privatizadoras en medio de los festejos por el título conseguido por la Selección Argentina en el Mundial Qatar 2022: “Hay que leer y releer la larguísima lista de clubes de barrio que fueron los formadores iniciales de los 26 jugadores campeones del mundo. Son esas mismas pequeñas y esforzadas entidades que desaparecerían si el proyecto del PRO de privatizar el fútbol hubiese sido aprobado”. Fabbri publicó la lista de los clubes de barrio que formaron a los campeones del mundo en lo deportivo y en lo humano; y agregó: “puso sobre la mesa el valor de los aportes de la comunidad”.

 

Sobre este tema, la cuenta de twiter Club de Hilos de Fútbol publicó un interesante y detallado hilo sobre el origen deportivo de los jugadores que se consagraron campeones en Qatar 2022.

 “En Argentina tienen un plus que se llama “Clubes de Barrio”. Se trata de asociaciones independientes sin fines de lucro, que cuentan con espacios de recreación, enseñanza y entrenamiento deportivo. Son lugares que reciben niños y niñas de todas las clases sociales.

Generan un sentido de pertenencia casi imposible de replicar por su ligazón con la infancia y arma los vínculos más fuertes de relaciones de amistad. Nadie olvida el club de barrio al que asistió en su infancia o juventud.

Pero… ¿Todos los jugadores de La Scaloneta salieron de Clubes de Barrio? ¡Si! del club del barrio, del pueblo y recién ahí empezaron a ir a “clubes más grandes”, que vale la pena aclarar, también fueron clubes de barrio en sus comienzos.

Por ejemplo, “Dibu” Martínez debutó profesionalmente en el Oxford United donde jugó 1 solo partido cedido a préstamo desde el Arsenal FC pero sus verdaderas raíces salieron en el Club General Urquiza de Mar del Plata y el Club San Isidro, también de la ciudad costera.

“Cuti” Romero desde los 8 años estuvo oliendo tobillos rivales en San Lorenzo de Córdoba, del barrio Las Flores. Luego fue a probar suerte a Talleres de esa provincia, no encontró lugar y terminó jugando en Belgrano donde la rompió toda.

Lo de Nicolas Otamendi es diferente. Desde los 8 jugó en Vélez Sarsfield, pero tuvo su paso obligado por un club de barrio de El Talar (Tigre) de donde es oriundo llamado Club Barrio Nuevo de San Fernando y por otro de Devoto llamado Villa Real.

Los laterales no son la excepción: Nahuel Molina antes de viajar a la Masía del Barcelona de España, jugó en Club Náutico Fitz Simón de la ciudad de Embalse, provincia de Córdoba y el Acuña en Olimpo de Zapala de su querida provincia de Neuquén.

Rodrigo De Paul se crió y aprendió todo lo que sabe en Belgrano de Sarandí. Leandro Paredes en una Sociedad de Fomento llamada La Justina en San Justo, Provincia de Buenos Aires. Enzo Fernández en el Club La Recova de Villa Lynch.

Ni hablar del mega crack de Lionel Messi que hizo sus primeros milagros en el hermoso Club Abanderado Grandoli de la ciudad de Rosario. Di María lo hizo en la misma ciudad, pero en el Club El Torito.

Los “9 de área” de la Scaloneta también salieron de clubes de Barrio. Lautaro Martínez de Liniers de Bahía Blanca y Julián Álvarez en el Club Calchín de la localidad homónima situada en la provincia de Córdoba.

¿Y los demás? ¡Todos de clubes de barrio! Franco Armani del Club Atlético Aprendices Casildenses de la Provincia de Santa Fe. Gerónimo Rulli, hoy en Villarreal 🇪🇸, del Ateneo Popular de La Plata.

Montiel del Club Social y Deportivo El Tala de González Catán. Juan Foyth del Club Victoria de La Plata donde jugaba de enganche. Pezzella del Club Kilometro Cinco de Bahía Blanca. Lisandro Martinez de Urquiza de Gualeguay de la Provincia de Entre Ríos.

Nico Tagliafico del Club Villa Calzada en Rafael Calzada, Exequiel Palacios de Junta Vecinal José Ingenieros de la localidad de León Suarez, Guido Rodríguez de Cristo Rey José María Bosch de Santos Lugares. El Papu Gómez o el Beckham argentino del Club Rojos de Gerli.

Alexis Mac Allister del Club Parque, de donde salieron tantos cracks del fútbol argentino. Paulo Dybala de Sportivo Laguna Larga de la Provincia de Córdoba, Thiago Almada de Santa Clara de Ciudadela y Angelito Correa en el 6 de mayo de Rosario.

Si hubiera más jugadores, habría más clubes de barrio en la lista. Todos salen de ahí, no importa donde, a lo largo y a lo ancho de Argentina. Para pensarlo, ¿no? Estamos hablando de que forman a las personas que dan o pueden darle la alegría más grande a un país.

¿Están seguros de que no son tan importantes? ¿Por qué los Clubes de Barrio no son un modelo que se replique en todo el mundo? ¿Tanto les molesta la alegría de la gente y que tengan un lugar donde juntarse?”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja una respuesta

Estadísticas del Portal de Parque Chas

Paginas vistas 25.532

Días en el rango 28

Promedio de páginas vistas diarias 912

Desde cualquier SERP 12

IPs Unicas 2.164

Últimos 30 minutos 25

Hoy 462

Ayer 975