Vinos de Chas, al rescate de una tradición perdida

 

A principio de año, tres amigas realizaron una vendimia con uvas chinche de una casa del barrio. El próximo paso es hacer una experiencia colectiva de elaboración de vino.

 

“El vino es parte de la identidad culinaria nacional, no porque haya surgido aquí sino porque somos hijos de inmigrantes y ellos trajeron sus cepas y tradiciones.  Una de ellas era elaborar el vino propio o comunitario” (vinarquia.com.ar)

 

 

Por Fernando Belvedere

 

Quien escribe, recuerda que en su casa de la infancia –aquella del tipo  “chorizo” reformada por que la familia crecía- existía una gran parra que además de dar una hermosa sombra al patio en los tórridos meses del verano, nos regalaba su exquisito fruto en racimos morados. Me estoy  refiriendo a la uva chinche y su sabor ácido tan particular.

Por el relato oral de mi padre supe que mi abuelo elaboraba su vino para uso familiar, el que dejaba estacionar en la cámara de aire que servía para proteger el piso de pinotea de la humedad para que este no se echara a perder.

 

ParqueChasWeb conversó con Sabrina Cuculiansky*, vecina de nuestro barrio y reconocida periodista gastronómica; para que nos cuente de qué se trata Vinos de Parque Chas.

Mariana, Leticia y Sabrina, son tres amigas que se conocieron por sus hijos que concurren a la escuela Petronila Rodríguez.

Mariana, vive en el hogar que perteneció a sus bisabuelos. Una casa tipo chorizo de 1923 ubicada en la calle Giribone al 2200. La misma todavía tiene el taller de carpintería donde su abuelo fabricaba calesitas (un dato para otra nota). El patio de la casa aún mantiene una gran parra de uva chinche. “Con ella, la abuela de mi amiga elaboraba dulces o las consumían como fruta. Como yo soy periodista gastronómica y especializada en vinos se me ocurrió hacer una experiencia con los chicos de la escuela a la que se sumó nuestra otra amiga Leticia, que es ingeniera agrónoma”, cuenta Sabrina.

 

Fue así que en marzo de este año -mes en que se realiza la vendimia- hicieron la cosecha de las uvas, asesoradas en todo momento por un amigo que trabaja en Bodegas Zuccardi de Mendoza: “Por teléfono lo íbamos consultando en el paso a paso de la experiencia de hacer vino”, sigue relatando nuestra vecina.

 

Finalmente se hizo una cosecha limpia y la dividieron en dos partes: La primera, de forma general con las uvas más mezcladas y la segunda con los racimos a los que les había dado mucho sol.

 

“Hicimos el proceso de prensado y las dejamos macerar con el mosto para luego fermentarlas. El resultado de la primera parte más general que hicimos, fue que no pudimos lograr algo parecido al vino  ya que la uva chinche no tiene la azúcar necesaria para que fermente y produzca mucho alcohol. Para un vino orgánico sin nada de agregados como el que queríamos hacer, le faltó más azúcar y como resultado quedó algo parecido a un jugo de uva.

La otra parte a la que llamamos Herminia, porque así se llamaba la abuela de Mariana, todavía no la abrimos y continúa envasada en damajuanas. Estamos esperando un tiempo más para saber cuál es el resultado final”, detalla Sabrina Cuculiansky.

 

Esta idea no queda allí. Para 2017, las tres amigas tienen proyectado hacer una convocatoria vecinal a partir de esta primera experiencia. Van a realizar  un relevamiento en Parque Chas para conocer quiénes tienen parras en sus casas.

 

“El objetivo es que quienes se sumen a la elaboración de vino casero, hagan la cosecha de sus uvas, nosotras los vamos a asesorar  con la idea posterior de hacer una jornada viñatera en el Centro Cultural  ‘El Laberinto de Chas’, para realizar  una experiencia colectiva de elaboración de vino vecinal y comunitario”. Haremos el intento de lograr un producto orgánico sin ningún tipo de agregados; por eso, de acá a marzo, vamos a hacer un relevamiento entre los vecinos del barrio que quieran sumarse a esta movida, donde participen los más chicos para que se convierta en algo lúdico. Se puede hacer vino patero o prensado a mano. Si sale bien, cada vecino se llevará a su casa una botella con vino de Parque Chas como símbolo de unión de este barrio tan comunitario en el que vivo desde hace seis años”,  se entusiasma en el fin de su relato, Sabrina.

 

Atentos vecinos de Parque Chas!
Quienes en sus casas (o en las de algún familiar o amigo) tengan parras con uva moscatel que es más dulce, criolla o uva chinche, pueden contactarse con Mariana, Leticia y Sabrina a través del facebook Vinos de Chas
Es importante la variedad de uvas ya que por sus diferentes características se pueden combinar entre ellas en la elaboración de vino. La uva chinche es necesaria por su acidez pero al no ser muy dulce no produce el alcohol necesario que sí pueden aportar las tipo moscatel o criolla que contienen más azúcar.

 

 

*Crítica de cafés, vinos y gastronomía del diario La Nación. Directora de la feria Exigí Buen Café. Especialista en cata de cafés especiales y jueza internacional de baristas. Autora de libros, publicaciones y columnista en TV sobre tendencias gourmet.

Portal de Parque Chas Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
follow me

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja un comentario