Se debatió la urbanización de la Estación Colegiales

El 13 de septiembre se realizó  la Audiencia Pública, como paso previo a la votación definitiva de un proyecto para crear edificios y espacios verdes en la mitad del predio que hoy es ferroviario. Vecinos de Colegiales proponen un proyecto donde se reciclen las edificaciones existentes, galpones y tinglados; además de la construcción de un anfiteatro de acceso público, un cine al aire libre y un paseo de artesanías.

 

Funcionarios de los gobiernos nacional y local expusieron hoy, en la Legislatura porteña, sobre el proyecto para la urbanización y parquización de casi cinco manzanas que hoy son terrenos ferroviarios ociosos y que serán transferidos a la Ciudad de Buenos Aires. Las explicaciones se dieron en el marco de una Audiencia Pública en la que hablaron también los vecinos y dirigentes de sus organizaciones barriales.

 

El proyecto ya fue aprobado en primera lectura y tras pasar este requisito de la Audiencia Pública, será nuevamente debatido y votado en las próximas sesiones ordinarias. Se trata de la rezonificación de tierras que hoy corresponden a la Estación Colegiales del Ferrocarril Mitre, en la Comuna 13. Afecta el polígono de 4,72 hectáreas de superficie, delimitado por la Avenida Federico Lacroze y las calles Virrey Avilés, Vidal, Moldes y el deslinde con terrenos ferroviarios que seguirán siendo de la Estación Colegiales.

 

De unas 9 hectáreas que hoy comprende la Estación con sus playas de carga y de maniobras, la mitad será remodelada por la Nación en el marco del Plan Estratégico del Sistema Ferroviario Metropolitano que pretende, en mediano y largo plazo, interconectar las líneas férreas con intercambios subterráneos y a nivel, triplicar la cantidad de pasajeros y las frecuencias, modernizando el servicio y reduciendo los tiempos de viaje. Colegiales, en una primera etapa, será una de las Estaciones de enlace de las líneas Mitre y Roca.

 

La mitad del terreno que no será necesaria para el plan ferroviario (4,27 hectáreas) será cedida por la Nación a la Ciudad en un 65 por ciento de su extensión (unas 3 hectáreas o manzanas) para Espacio Público (plazas, apertura de calles, veredas, instalaciones deportivas y recreativas o culturales de uso libre). El restante 35 por ciento (16.500 metros cuadrados) será enajenado por parte de la AABE (Agencia de Administración de Bienes del Estado nacional) para proyectos de edificación, según concurso de ideas en los que intervendrán asociaciones de arquitectos.

 

Los edificios a levantarse no deberán tener más de 25 ó 29 metros de altitud (según los casos) y totalizarán hasta 80 mil metros cuadrados de construcción. Para todo ello, la Nación y la Ciudad suscribieron un convenio cuya aprobación forma parte de la ley en tratamiento y cuyos anexos especifican las pautas arquitectónicas y requisitos técnicos.

 

En la Audiencia Pública realizada el 13 de septiembre en el Salón Presidente Perón expusieron los siguientes funcionarios: secretario de Planificación del Transporte de la Nación, Germán Bussi; directora de Desarrollo Urbano y Territorial de la AABE, Florencia Aguilar; director general de Espacios Verdes de la CABA, Gustavo Iasge, y director general de Planeamiento Urbano, Mariano Orlando. Todos dieron explicaciones de lo proyectado, con exhibición de planos y difusión de guarismos.

 

En su mayoría, lo vecinos de Colegiales rechazaron la idea porque sostienen que el proyecto urbanístico deja de lado la existencia de un gran espacio verde en el barrio. “Queremos sostener el espacio verde y generar nuevos espacios culturales”, afirmó Claudia Beraja, una de las oradoras de la audiencia que se extendió por más de cuatro horas y en la cual participaron más de 50 personas.

 

Otro de los expositores fue Jonathan Baldivieso, del Observatorio del Derecho a la Ciudad quien subrayó el proyecto en cuestión “forma parte de un plan sistemático del Gobierno porteño de vender tierras públicas para hacer negocios”.

 

Por su parte, la representante de la Comuna 13, Julieta Costa Díaz, criticó con sarcasmo el proyecto oficial y reclamó, como otros vecinos y asociaciones comunales, que todo el predio se destinara a espacio verde de uso público libre y centro cultural, como pretendía la iniciativa original luego modificada a instancia del Poder Ejecutivo. En total se inscribieron 79 oradores.

 

María José Lubertino, directora de la Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos, a su turno señaló: “Expresamos la necesidad de recuperar y conservar este playón como un espacio verde y cultural que ha sido siendo depredado por el propio Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que ha venido haciendo arrendamientos y concesiones cuya legalidad no conocemos”

 

La Audiencia fue presidida por el diputado Agustín Forchieri (PRO), en su carácter de presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano. Participaron los legisladores Adrián Camps (PSA); José Luis Acevedo, Clodomiro Risau, Claudia Calciano, Cristina García, Benigno Raposo Varela, Maximiliano Sahonero, Jian Ping Yuan, Daniel Del Sol y Daniel Presti (PRO).

Deja un comentario