Se creó el “Programa de Taxis Accesibles”

 

La iniciativa surgió hace unos años en la Dirección de Discapacidad de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires pero el proyecto fue presentado en 2016 por el legislador Adrián Camps (Partido Socialista Auténtico – SUMA +) para dar solución a un grave problema que tienen las personas con movilidad reducida.

 

Por Fernando Belvedere

 

Hace exactamente una década, el Portal ParqueChasWeb publicó una nota referida a la odisea que sufrían las personas con movilidad reducida cuando tenían que abordar un taxi para trasladarse por la Ciudad de Buenos Aires.

 

La nota reproducía la queja y las propuestas de un vecino de Parque Chas, Enrique Noszczyk (ya fallecido): “Por razones de movilidad, tanto particulares como de salud (discapacitado motriz), tengo la fortuna de poder tomar un taxi, y durante el mes son varias veces que necesito el servicio de traslado, tanto de ida, como de vuelta. Pero aquí me encuentro con la gran Odisea y esta no es de Homero, sino netamente criolla, los radio taxis que se encuentran en el mercado, me recepcionan el pedido y les aclaro que viajo con silla de ruedas, me informan que entre unos 10 a 15 minutos tengo el vehículo en la puerta de mi casa, luego de transcurrido ese tiempo, aproximadamente, me llaman por teléfono, para notificarme, que nadie responde al llamado, por lo tanto mil disculpas y a otra cosa, o sea que perdí los 15 minutos y debo reiniciar el periplo nuevamente y para no hacerlo muy extensivo, en la mayoría de los casos debo solicitar a una segunda persona, que trate de parar algún taxi en la Avenida de los Incas, explicándole el problema y con mucha suerte luego de haber transcurrido hora y media puedo lograr mi cometido, en otros casos se tarda más aún. Durante el viaje, comento lo acontecido con el chofer que me transporta y tuve varias respuestas y la mayoría bastante coherentes a la realidad, por ejemplo: “los vehículos chicos y que tienen GNC, no tienen espacio para poner la silla de ruedas, muchos chóferes tienen problemas de salud (artrosis, lumbalgia, etc.) y no pueden levantar la silla de ruedas, algunos vehículos tienen la baulera con cosas y no pueden poner la silla, otros no desean llevar discapacitados porque les trae problemas de tiempo, comodidad, higiene,etc., determinados viajes con discapacitados no les son rentables por la distancia”.

 

Gracias  a nuestra nota, el tema llegó a la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, que se sumó a múltiples reclamos de personas con discapacidad vinculados con:

La falta de servicios accesibles de taxi que imponen cargas de traslado de los pasajeros con discapacidad que limitan la autonomía personal (Actuaciones nº 4970/06 y 2849/07); la continua actitud discriminatoria por parte de los taxistas al no levantar en la vía pública a personas con discapacidad ni responder a los pedidos cursados mediante empresas de radiotaxi al solicitar “baúl vacío” para silla de ruedas (Resoluciones nº 2939/07 y 575/10); la inaccesibilidad de los medios de transporte masivos y las características de ciertas personas con discapacidad las fuerza a utilizar el servicio público de taxis, pese a ser más caros (Resolución nº 2939/07); y las personas con discapacidad que experimentan sobreprecios en la contratación de servicios de taxis con baúl más grande (Actuaciones nº 1972/08 y 4191/09; y Resoluciones nº 3128/08 y 4499/09).

 

Ante esta realidad, la iniciativa de la ya promulgada Ley  5648 (la flamante normativa obtuvo 57 votos a favor y ninguno en contra), surgió originalmente desde la Defensoría del Pueblo porteña y fue el diputado Adrián Camps quien finalmente presentó este año el proyecto en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

El Artículo 1º autoriza al Poder Ejecutivo el otorgamiento de doscientas (200) nuevas Licencias de Taxi para vehículos “Taxi Accesible” a los fines de facilitar el traslado de personas con movilidad reducida que utilicen sillas de ruedas en sus desplazamientos habituales. En un principio, el “Servicio Público de Taxis Accesibles” contaría con 50 vehículos especialmente adaptados que pertenecerán a la Ciudad de Buenos Aires. La propiedad estatal serviría para poder coordinar la fabricación de estas unidades a cierta escala, ya que no se podrían producir por uno o dos vehículos solamente. Existiría la posibilidad de un acuerdo que ponga en contacto directo al Gobierno de la Ciudad y las empresas fabricantes. Se creará además, un centro de coordinación para que los usuarios puedan llamar como si fuera un radiotaxi. Le ley permitirá en un futuro la posibilidad de constituir una concesión mediante el pago de un canon y la posibilidad de ampliar el número de taxis accesibles hasta mil unidades.

Se denominará “Taxi Accesible al Vehículo Taxi adaptado, destinado al transporte de pasajeros que así lo  requieran  y  prioritariamente  de  aquellos  con  movilidad  reducida,  permitiendo  el  acceso del pasajero en su silla de ruedas, con un espacio en su interior que garantice la permanencia de éste sobre la misma.

Las  personas  que empleen  sillas  de  ruedas  para  sus  desplazamientos  tienen  prioridad absoluta en el uso de los vehículos Taxi Accesible.“

El artículo 4 dice que “La Autoridad de Aplicación autoriza por reglamentación las características técnicas de los  Taxis  Accesibles  a  los  fines  de  posibilitar  que  puedan  viajar  en  ellos  personas  en  silla  de  ruedas,  sin  tener  que descender  de  la  misma,  pudiendo  a  tales  fines  aceptar  cambios  a  las  características  del  vehículo homologadas  por  la  fábrica.  En  todos  los  casos  debe  contar  con  elementos  de  sujeción  que  garanticen  la seguridad  de  estos  pasajeros”.

Otro artículo detalla que “Los  vehículos  Taxi  Accesible,  deben  poseer  identificaciones  externas  que  faciliten  su  identificación  por  parte  de  los  pasajeros,  conforme  lo  establezca  la  Autoridad de Aplicación”.

Los  conductores  de  Taxis  Accesibles  deberán  además  contar  con  conocimientos  respecto al empleo de los dispositivos y mecanismos propios del taxi que permitan el acceso  de  las  personas  en  sillas  de  ruedas,  así como  al  correcto  desenvolvimiento  frente a los mismos.

El  Poder  Ejecutivo deberá implementar  un  sistema  de  comunicación  que garantice  la  prioridad  en  los  vehículos  Taxi  Accesible  por  parte  de  las   personas   con   movilidad   reducida que   utilicen   sillas   de   ruedas   en   sus  desplazamientos habituales.

 

Dedicamos esta nota a la memoria de nuestro vecino Enrique Noszczyk. Su lucha, como la de muchos, es hoy una realidad y beneficiará a muchas personas con dificultades de movilidad. Lamentablemente no pudo verla realizada.

 

Notas relacionadas:

“La odisea de tomar un taxi”

“Accesibilidad para todos. Una asignatura pendiente”

parquechasweb Administrator
Redacción
follow me

parquechasweb

Redacción

Deja un comentario