Piletazo: Una comunidad educativa en defensa de su natatorio

Con una creativa protesta, los alumnxs, madres, padres y docentes de la Escuela nº4 de Agronomía presentaron más de 6 mil firmas para que el gobierno porteño deje sin efecto un Decreto que le saca a la Cooperadora el natatorio que maneja hace 50 años. Allí aprenden niñxs desde el jardín y acuden jóvenes de otras escuelas públicas a precios que le ganan por goleada a Sportclub o Megatlón. El gobierno dice que quiere abrir la pileta a más gente, pero la comunidad sospecha lo contrario. “Abran más piletas”, contrapropuso. Y entregó un documento con 4 puntos donde piden que se garanticen las actividades comunitarias. Qué es lo que está en juego, y qué dicen las voces que avisan: “Se viene el Piletazo”.

 

Es martes 4 de junio, no es verano, no es un patio de una casa, pero a la una y media de la tarde en la vereda de Avenida Paseo Colón 255 hay una pelopincho. Esta vez, la típica pileta de tela celeste con patas de metal está armada en la puerta del Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad de Buenos Aires. Alrededor, niñxs con guardapolvo blanco o pintorcitos celeste de jardín público, adultxs con toallones en los hombros, gorros de látex en la cabeza y antiparras en la cara cantan lo que parece ser el hit del momento: “Acuña, Larreta, devuelvan la pileta”

 

La Escuela N° 4 DE 16, en Agronomía, construyó y gestiona su propio natatorio desde hace décadas. En los últimos años, el Gobierno porteño impuso recortes en las clases de nivel inicial y primario. Y un nuevo decreto busca quitarle a esa comunidad educativa el control sobre ese espacio. Convocan a movilizarse esta tarde.

 

El natatorio de la Escuela Álvarez Thomas, fue construido y es mantenido desde hace más de 40 años por la Asociación Cooperadora. Desde finales del 2017 están en conflicto con el Gobierno de la Ciudad que dejó sin clases de Natación al nivel inicial y redujo el tiempo de clase del nivel primario. El recorte de Plan Natación afectó también a todas las escuelas del Distrito Escolar 16, que por contar con el natatorio del Álvarez Thomas, gozaban de natación en 3ro. 4to, y 5to. Grado.

 

Días atrás, el Gobierno de la Ciudad oficializó la creación del Centro Educativo Complementario de Natación N° 4 (CECN), que funcionará en la Escuela N° 4 DE 16, del barrio de Agronomía (así como otro en Barracas). El decreto fue difundido como un logro de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, pero desde la comunidad educativa de la Escuela Álvarez Thomas denuncian que no es así. Por el contrario, advierten que la creación del Centro “tiene como única y clara finalidad quitarle el natatorio a la escuela”. Por eso, se encuentran en estado de alerta y movilización para “frenar nuevos avasallamientos del GCBA”.

 

 ¿Eso en que los perjudica?

 

Existía por reglamentación la obligatoriedad de que los alumnos de las escuelas que tuvieran natatorio propio, que sean natatorios sedes, tengan natación desde nivel inicial hasta fin de la primaria. Luego se cambió esa resolución. Ahora crearon un CECN (Centro Educativo Complementario de Natación), lo cual hace que la pileta esté en manos de un director aparte y ellos van a decidir quienes la usan. El uso de la pileta por parte de los alumnos del Álvarez Thomas está a disponibilidad de tiempo y espacio que quede libre. El natatorio fue construido dentro de la escuela, es un natatorio púbico. El problema es que el embate contra la pileta es un embate también al sostenimiento del colegio en general porque la cooperadora gracias a que construyó esa pileta y la mantiene puede brindar clases a toda la comunidad a precios súper económicos y con eso generar recursos para sostener el colegio que también está desfinanciado.

 

 

¿Qué explicación dan desde el Gobierno?

 

Lo que dijo públicamente el Jefe de Gobierno es que nosotros tenemos que compartir la pileta con otras escuelas, lo cual ya sucede: más de 500 chicos por día, de otras escuelas de la Ciudad, asisten a nuestro colegio. Pero en reuniones privadas que se tuvieron con funcionarios de rango menor del Ministerio lo que dicen es que ellos quieren dejar de gastar recursos públicos en alquilar natatorios y utilizar los recursos que tienen disponibles; pero para eso atentan contra los derechos de los chicos de la escuela. Ahora en la escuela van todos a la pileta. Lo que nos dicen es que no nos pueden garantizar que el año que viene continúe este plan extendido a todas nuestras salas y grados y corren el riesgo de que terminen haciendo una experiencia acuática para 4 grado, un cuatrimestre, 14 clases nada más.

 

 

Te puede interesar  Comuna 15: Se realizará una nueva edición de Barrios Activos

¿Cómo leen esta decisión del gobierno dentro de la política de educación de la Ciudad?

 

Es una muestra más de que la prioridad nunca es la educación: siempre se recorta. Siempre hablan de equiparar derechos pero el criterio que tienen es que los derechos equiparen para abajo: si todos no tienen natación entonces que nadie tenga, y nosotros creemos que equiparar derechos es que el Gobierno de la Ciudad construya nuevos natatorios, alquile natatorios privados, y que garantice el Plan de Natación a todos los alumnos de la escuelas públicas de la Ciudad. Lo que nosotros pretendemos con el reclamo de nuestra pileta es sumarnos a un reclamo más general que es que se invierta en educación pública.

 

 

 

 

 

Daniel Arroyo, referente gremial UTE del distrito 16, aporta: “Esto es un reflejo más de la política educativa de desinversión, de recortes de derechos. Hace muy poco vinimos de la intención del cierre de las escuelas nocturnas, la comunidad educativa se plantó y fue un triunfo que obtuvimos. Es un Gobierno que le da la espalda a la comunidad, acá tenemos un consenso entre docentes, familiares, la comunidad educativa toda y el gobierno no recibe a los padres”.

Es Delfina, alumna de 6to grado la que resume todo: “Hago pileta desde jardín. Aparte de aprender a nadar nos divertimos con mis amigos. Esto es malo: si nos sacan la pileta a nosotros los nenes del jardín no van a poder aprender”.

 

Los 4 puntos

 

La comunidad educativa del Álvarez Thomas se movilizó hasta el Ministerio para entregar 323 folios con 6304 firmas de una carta dirigida a Soledad Acuña, Ministra de educación porteña, solicitando cuatro puntos principales:

 

  • Garantizar el dictado de clases de natación para el nivel inicial, salas de 4 y 5 años, de la Escuela N° 4 D.E. 16 durante toda la extensión de cada ciclo lectivo, tal como se ejecutó hasta diciembre de 2017 en cumplimiento del Proyecto Escuela de la institución.

 

  • Se garantice el dictado de las clases de natación para el nivel primario de 1° a 7° durante toda la extensión de cada ciclo lectivo, para el alumnado de la Escuela N° 4, D. E. 16.; tal como se ejecutó hasta diciembre de 2017 en cumplimiento del Proyecto Escuela de la institución.

 

  • Disponga todas las medidas tendientes a sostener las actividades comunitarias y extraescolares que lleva adelante la Asociación Cooperadora, desde la construcción del Natatorio en la década del 70 hasta a la fecha y que genera los recursos para sostenimiento de los recursos materiales, el equipamiento y la infraestructura básicos necesarios de la escuela y del plan natación.

 

  • Dejar sin efecto las modificaciones (Res. 344/2018) impetradas al original Plan Municipal de Natación en tanto significan una reducción de la población abarcada y un deterioro en las expectativas en la extensión y calidad del derecho a la educación vinculado de todos los alumnos/as de las escuelas públicas de la CABA.

 

 

Fuente consultada: www.lavaca.org

Portal de Parque Chas

Redacción

Deja un comentario