Oíd el grito de rotas cadenas

“¡Ni una menos! ¡Vivas nos queremos!”, gritaron las cientos de miles de mujeres presentes en la Plaza de Mayo en el cierre del Primer Paro Internacional de Mujeres. La movilización se replicó en 54 países.

 

“Hasta hace poco el día de la mujer era más o menos como el día de la secretaria. Rosas y algo de hipocresía cursi. Pero ahora: las mujeres HICIERON la fecha”.

“Recordamos a mujeres en lucha en el día de hoy. Ni celebración ni feliz. Todavía hay muchas mujeres que no acceden a salud, educación, empleo digno, poder decidir si quieren y cuándo ser madres. Con ellas es nuestro compromiso”.

Estas son algunas de las reflexiones que se pudieron leer en las Redes sociales.

Durante el  primer Paro Nacional de Mujeres convocado por fuera de las estructuras sindicales, una idea fue pariendo sin reconocer fronteras ni distancias: organizar una medida de fuerza común para resignificar el 8 de marzo, día internacional de las mujeres. El  Paro Internacional de Mujeres ahora es un hecho.

 

“Desde Tailandia hasta Chile, desde Polonia a Corea del Sur, de Argentina a Puerto Rico, desde los territorios mayas hasta los mapuches, en muchas lenguas, con las modalidades que imprime cada coyuntura, con los reclamos y las exigencias que elaboramos en cada rincón, las asambleas fueron sucediéndose en el verano del sur y en el invierno del norte, desafiando la idea de lo posible, apropiándonos de la herramienta del paro porque nuestras demandas son urgentes. Porque la violencia machista no se detiene y día a día nos obliga al duelo por las víctimas de femicidios cada vez más crueles mientras la inacción del Estado nos deja a todas desprotegidas. Por eso hacemos del paro de mujeres una medida amplia y actualizada, capaz de cobijar a las ocupadas y desocupadas, a las asalariadas y a las que cobran subsidios, a las cuentapropistas y a las estudiantes; porque somos trabajadoras y porque tenemos que defender nuestras vidas y nuestras decisiones, nosotras paramos”, comunicaron desde el Colectivo “Ni una menos”.

 

El proceso asambleario convocó a movimientos sociales, organizaciones feministas, sindicales, fuerzas políticas, movimientos de la disidencia sexual, mujeres autoconvocadas que se encontraron para hacer oír sus voces en los lugares de trabajo, en las casas, en los barrios y en las calles. La interpelación del movimiento de mujeres en el llamado al paro se coló en este tiempo en todas las discusiones, dentro y fuera de las fuerzas sindicales y políticas que se sumaron al Paro Internacional.

 

Consignas convocantes

“Paramos porque somos parte de una historia colectiva e internacional.

Paramos porque hacemos visible el mapa del trabajo en clave feminista.

Paramos porque exigimos aborto legal, seguro y gratuito.

Paramos para defender nuestras disidencias sexuales y de género.

Paramos para decir basta a las violencias.

Paramos para denunciar que el estado es responsable.

Paramos porque exigimos un Estado laico.

Paramos y construimos el movimiento de mujeres como sujeto político”.

 

Durante la lectura del documento se exigió la libertad de Milagro Sala y de las otras cuatro integrantes de la Tupac Amaru detenidas en Jujuy: Gladys Díaz, Mirta Guerrero, Mirta Aizama y Graciela López. También se reclamó el sobreseimiento de las seis activistas detenidas y liberadas ayer acusadas de “daños”, la absolución para Belén –la joven tucumana condenada por haber llegado al hospital con un aborto espontáneo- y la libertad para Higui -procesada por homicidio después de defenderse de una patota que pretendió violarla-.

El documento hizo mención también al rechazo de la “la violencia simbólica que ejercen los medios de comunicación”, incluidas “la cristalización de los estereotipos de género” y la “invisibilización” de las luchas feministas.

El párrafo final de las consignas retomó las palabras de la filósofa y activista estadounidense Angela Davis al llamar a “un feminismo inclusivo y de intersección que nos invite a todas, a todos, a todes a unirnos a la resistencia al racismo, a la islamofobia, al anti-semitismo, a la misoginia, a la explotación capitalista”. Por un movimiento internacional feminista que revolucione nuestro lugar en el mundo”.

 

“Qué poderosa la proclama del Paro Internacional de Mujeres en Buenos Aires. No dejen de leerla.  Hace mucho que no leía un documento tan claro, disruptivo y visionario. Recoge lo mejor del movimiento feminista global y a la vez tiene un tono local muy marcado. Es antipatriarcal y también clasista, antiracista, anticapitalista, anticlerical, trans y queer. Y sobre todo, se niega a encapsular la lucha a un reclamo puntual, se desborda hacia otras luchas, teje solidaridades con otros movimientos, se reconoce popular en todas las dimensiones del término. Hermoso”, expresó en su perfil de Facebook el historiador Ezequiel Adamovsky.

 

Además de la Argentina, Organizaciones feministas de 54 países adhirieron al Paro: Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Cambodia, Chad, Chile, Colombia, República Dominicana, Corea del Sur, Costa Rica, República Checa, Ecuador, El Salvador, Fiji, Finlandia, Francia, Guatemala, Alemania, Honduras, Hungría, Irlanda del Norte, la República de Irlanda, Israel, Italia, México, Montenegro, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Rusia, Escocia, Senegal, España, Suecia, Tailandia, Turquía, Ucrania, Uruguay, el Reino Unido, Estados Unidos, Venezuela y Lituania.

Acceder al Documento completo en pdf

 


Represión al finalizar el acto

Anoche, en un nuevo capítulo de represión y criminalización de la protesta social del gobierno de Macri, la policía utilizó carros hidrantes, gases lacrimógenos y detuvo a 16 mujeres al finalizar la marcha por el Día de la Mujer Trabajadora en Plaza de Mayo. Es la segunda vez que sucede en dos días. El martes a la madrugada, Día de la Visibilidad Lésbica, seis mujeres y lesbianas del colectivo #NiUNaMenos habían sido detenidas por realizar una pintada para convocar a la marcha de ayer en un desproporcionado operativo que incluyó más de 10 efectivos, motos y 3 patrulleros.

Las 16 mujeres fueron llevadas a las comisarías 1era, 3era y 4ta. Se les abrió una causa por atentado a la autoridad, lesiones y daños. Las manifestantes denunciaron que las fuerzas de seguridad las detuvieron de forma arbitraria, violencia durante la detención y maltratos y abusos mientras estuvieron detenidas.

Es la segunda vez en dos días que meten presas a mujeres por manifestarse. El martes, a 6 compañeras lesbianas por pintar paredes para convocar a la marcha y anoche en Plaza de Mayo. Y ya había pasado en el Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario en octubre. Es preocupante el accionar lesbofóbico y machista de la Policía y del Poder Judicial de la Ciudad. En una fecha que es para visibilizar la lucha por los derechos de las mujeres, lesbianas y trans nos la pasamos de comisaría en comisaría. No podemos aceptar que un gobierno ejerza la violencia de este modo contra las mujeres que justamente lo que reclamamos es el cese de la violencia contra nosotras“, señaló la Presidenta de la Comisión de Mujer y miembro de la Comisión de Seguridad de la Legislatura porteña.

Este gobierno busca imponer el disciplinamiento social en cada ocasión que se le presenta. Ejerce la violencia institucional porque no tiene otra manera de que los argentinos y argentinas aceptemos el programa económico de ajuste, tarifazos, despidos y recortes de derechos que vino a ejecutar. La contracara del ajuste es la violencia institucional y hoy tenemos un gobierno represivo, machista y violento que cada vez le tiene más miedo al pueblo y a las mujeres que salimos a defender nuestros derechos a la calle“, añadió la diputada Conde.

 

 

CRONOLOGÍA DE LA HISTORIA DEL PARO INTERNACIONAL DE MUJERES.

3 de octubre de 2016 – Siguiendo el ejemplo de las islandesas, que fueron las primeras mujeres que convocaron a un paro nacional (1975), las mujeres polacas realizan una huelga de un día. El paro fue convocado contra el proyecto de ley que intenta introducir la penalización del aborto, incluso del aborto espontáneo o del realizado como consecuencia de violación. Al principio, los gobernantes banalizaron la protesta diciendo que las mujeres salieron a las calles para “pasearse" pero esa misma semana la ley fue rechazada por el parlamento. El paro polaco obtuvo mucha resonancia en el resto del mundo.

19 de octube de 2016 – En respuesta a una semana en la que sucedieron 7 femicidios y luego de un fin de semana en el que las mujeres fueron reprimidas en la marcha del Encuentro Nacional de Mujeres en la Argentina; se lanzó una convocatoria en las redes sociales de manera auto convocada y las organizaciones de mujeres y feministas, entre ellas el colectivo Ni Una Menos, se sumaron a organizar un paro de una hora y movilizaciones masivas en Argentina. Esta marcha se replicó en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe.

23 de octubre de 2016 – Segundo paro polaco contra la violencia y la ignorancia, por parte del estado, de las problemáticas de las mujeres.
 Al ver tanto movimiento feminista, las mujeres del equipo polaco emprenden la misión de conectarse con movimientos de otros países para organizar una acción conjunta en el futuro. Establecen contacto con las mujeres que dieron apoyo al paro polaco: Corea del Sur, Rusia y después con Argentina, así se crea el grupo en Facebook donde se suman Irlanda, Israel, Italia. Se decide que el grupo será bilingüe, español-inglés.

Al final de octubre de 2016, este grupo - ya bajo el nombre del Paro Internacional de Mujeres - tiene preparado un lema "Solidaridad es nuestra arma" y un llamamiento a la huelga, traducido a varios idiomas.

31 de octubre de 2016 - Las mujeres polacas escriben a Ni Una Menos Argentina invitando a sumarse al Paro convencidas de que "sin una consolidación mundial no vamos a conseguir lo que nos proponemos. Lo mejor que podemos hacer es salir en solidaridad con otras mujeres, porque todas estamos viviendo lo mismo: una fuerte consolidación machista en el momento de una crisis mundial. Cada país tiene sus razones, porque el machismo tiene varias facetas. "

Se decide que el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género, será la primera acción solidaria y se elige la fecha del 8 de marzo para el Paro Internacional de Mujeres. Mientras tanto, se van sumando otros países y se forma un equipo de trabajo internacional. Con los acontecimientos en los EEUU y la Marcha de las Mujeres a Washington, otra vez crece la atención mundial acerca de los asuntos de las mujeres. El Paro Internacional de Mujeres (PIM) entra en contacto con unas de las organizadoras estadounidenses y el 21 de enero realiza en algunos países las marchas de apoyo.
También te puede interesar

Deja un comentario