La comunidad educativa del García Lorca logró ser escuchada

Tras intensas movilizaciones el gobierno porteño se comprometió a relocalizar obras del jardín  maternal que iban a afectar derechos de alumnas, alumnos y docentes de la escuela de Agronomía.

 

La intensa movilización y el contundente respaldo barrial, de organizaciones gremiales, comuneros y legisladores de la Ciudad junto con los padres, madres, docentes y alumnos de la Escuela Media “Federico García Lorca” consiguieron la apertura del diálogo con el Ministerio de Educación porteño.

 

La comunidad educativa del establecimiento -situado en el barrio de Agronomía (Chorroarín 305)- celebró que la resistencia activa y democrática tuviera como resultado que las autoridades se comprometieran a relocalizar las obras que se habían programado de forma unilateral.

 

El proyecto del jardín maternal, que ahora tendrá una nueva ubicación, pretendía ocupar el patio arbolado y un playón de la escuela hoy utilizados en diversas actividades del Club de Jóvenes, a fin de construir un jardín maternal y un gimnasio.

 

Una comitiva de la Escuela Lorca recibió del subsecretario de Carrera Docente y Formación Técnica Profesional del Ministerio de Educación porteño, Javier Tarulla (junto con un equipo de asesores), la confirmación de que se revertirá la controvertida intención inicial de suprimir el patio de la escuela.

 

La comunidad educativa reitera su beneplácito por el gesto dialoguista de los funcionarios y mantiene las sugerencias realizadas para la mejora del proyecto, que contemplan entre otros aspectos un ingreso alternativo al futuro jardín, para evitar problemas de seguridad vial y entorpecimiento del tráfico sobre la avenida Chorroarín.

 

El convencimiento grupal sobre la legitimidad de los aportes realizados se refuerza con el apoyo del conjunto de instancias institucionales consultadas durante el lapso en que se retaceó la posibilidad del diálogo.

 

En noviembre del año pasado, los padres y docentes de la escuela secundaria, ubicada en Chorroarín 305, fueron notificados de que se iba a construir un jardín de infantes en el espacio que funciona como patio de la escuela y en el que se desarrollan distintas actividades juveniles. El Ministerio de Educación porteño de manera inconsulta quería construir un jardín maternal para trasladar el que funciona en el Hospital Tornú.

 

Desde la fundación de la escuela Lorca se adeuda la construcción de un gimnasio en un sector del predio, que figura en los planos pero nunca se efectivizó. Los chicos del Lorca deben concurrir a las clases de educación física al club Argentinos Juniors.

 

Paralelamente, vecinos de La Paternal pedían la construcción de un jardín maternal en una propiedad de la calle Adolfo P. Carranza 2080. El predio fue desocupado por el Gobierno de la  Ciudad, sacó familias que vivían ahí para que sea destinado a Educación y hoy está vacante.
El mes pasado, Soledad Acuña, ministra de Educación porteña en declaraciones al diario Página 12 se negaba a escuchar a la comunidad educativa del Lorca. Sobre la sugerencia de construir el jardín maternal en el inmueble de la calle Carranza, expresó: “Son distintos distritos, con necesidades distintas. Nosotros tenemos una mirada estratégica de un plan en conjunto, que excede a los padres y docentes. No es cuestión de buscar lugares en cualquier lado, sino de responder adecuadamente a las necesidades de cada lugar, de acuerdo con los recursos disponibles”.

También te puede interesar

Deja un comentario