Junto a familiares y amigos, Ariel Prat inauguró su mural-tributo en Parque Chas

La obra fue realizada en el paredón de la parte trasera del ex Cine Familiar Parque Chas sobre la calle Ginebra al 3900, frente a donde vivió El Juglar Negro durante un tiempo.

Por Fernando Belvedere
redaccion@parquechasweb.com.ar

En día feriado y desafiando al mal clima, el 20 de junio pasado, amigos, familiares y vecinos estuvieron presentes en la inauguración del mural dedicado al Juglar Ariel Prat.


foto parquechasweb

Elizabet Casares,  promotora de la idea del mural y Patricia Giselli, madrugaron la actividad diaria de Parque Chas para plasmar en una pared borrascosa, las primeras pinceladas de la obra que tributa a Ariel Prat, justo frente a la casa donde vivió desde el 72 hasta mitad del 78: “Nos tuvimos que ir de la casa de la calle Ginebra por culpa de la Ley 1050 de los milicos. Esa ley nos ‘desterró’ a  Villa Soldati”, contó Prat al Portal de Parque Chas en mayo último.

En esa casa, el Juglar Negro escribió sus dos primeras canciones entre la vereda y la terraza un verano del  78. Prat, recordó también, que en la calle Ginebra “jugábamos, fumábamos, nos peleábamos en algunos mano a mano y también intentamos franelear con alguna esquiva minusa. Esos recuerdos, mis viejos, la familia reunida cantando en la terraza, la pizza de mi vieja en donde se colaba medio barrio los sábados a la noche, el arco que hacíamos con el portón metálico del garaje, la manzana, que fue cancha de Almagro alguna vez y del otro lado, había una verdulería en donde laburé allá por el 75“.


Prat en la casa donde vivió entre el 72 y 78

Elizabet Casares, relató cómo nació esta idea del mural: “La idea surge porque en principio me parece que los homenajes deben ser en vida. Este proyecto es distinto a los ‘muros homenaje’ que ya conocemos, debido a que está totalmente promovido por la gente que admira y quiere al juglar. La idea comenzó a gestarse la madrugada del 17 de enero de este año, cuando volvía del Centro Cultural Torquato Tasso llena de alegría negra y murguera, después de asistir a lo que fue una verdadera fiesta popular”.

Aprovechando el poder de convocatoria de las redes sociales, Elizabet creó un grupo en facebook  al que llamó “Para que Ariel Prat tenga su muro homenaje en Villa Urquiza”, desde donde motorizó esta movida colectiva.

Sobre un fondo negro, el mural, ilustra un guante y un bombo murgueros y el pañuelo que Prat utiliza en todas sus presentaciones. También colaboraron con la obra los integrantes de la agrupación barrial “Vecinos por el 25 de mayo”, que lideraron la recuperación de  un patrimonio cultural villurquero: El Cine Teatro 25 de Mayo.


foto parquechasweb

La materia prima la donó el dueño de la pinturería Metropolitana, cuyo dueño es amigo de Ariel Prat.
El momento de gran emoción se vivió cuando el autor de “Los trasplantados de Madrid”, agradeció a todos los presentes esta movida colectiva plasmada en el paredón de la calle Ginebra. Entre lágrimas, Prat recordó que allí dio a luz a sus primeras letras.

El juglar negro, que con más de 20 años de carrera lleva editados casi diez álbumes en la Argentina y España, cantó acompañado por Miguel Suárez, bajista de su banda, algunas de sus canciones, entre ellas “Las pibas de Urquiza y se despidió con “La Retirada” unido al coro y al baile murguero de amigos, familiares y vecinos  al compás de:
“Se va el murgón!
retirándose amigos.
El corazón lo dejamos acá.
La noche
nos espera y juramos;
volver el otro carnaval! “


video gentileza Elizabet Casares

Deja un comentario