Hubo clases, pero sigue el conflicto en la Petronila Rodríguez

Gracias a los docentes y a la conducción de la escuela que voluntariamente terminaron de limpiar las instalaciones del colegio, hoy comenzó el Ciclo Lectivo. El  8 de marzo no hubo clases, debido a que se demoró la limpieza de la obra cuya responsabilidad es de la empresa contratista del Gobierno porteño.

 

“El 8 de marzo la escuela Petronila Rodríguez de Parque Chas no pudo empezar las clases por negligencia del Gobierno de la Ciudad.
“Hoy, 9 de marzo, queremos destacar que se inició el ciclo lectivo gracias a los docentes y a la conducción de la ‘Petronila Rodríguez’. Ellos, siendo docentes fueron  los que terminaron de limpiar la escuela. Trabajaron voluntariamente en algo que no les corresponde, para poder dar clases.  No es poca cosa, en épocas donde hay sectores que atacan a los docentes. Lo único que queremos es tener un buen colegio público en el barrio”, señaló a ParqueChasweb Laureano Gutiérrez, representante de la Comunidad educativa.

 

La escuela  N° 27 DE 15 “Petronila Rodríguez” no pudo iniciar las clases el 8 de marzo como el resto de las escuelas del distrito, debido a demoras en la finalización de una obra del Gobierno de la Ciudad. Esta obra consistió en la instalación de un ascensor, para el cual se desmantelaron dos aulas, al tiempo que se incrementaba la matrícula para primer grado en 2017 un 25%, sin construir nuevas aulas ni ampliar los espacios comunes. La comunidad de padres de la escuela se encuentra movilizada por el perjuicio que ocasionan estos cambios.

 

Desde fines del año pasado se denunciaron por distintas vías y ante diversas autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires serias irregularidades y reclamos desatendidos por parte del Gobierno:

 

Se incrementó la matrícula de primer grado en un 25% sin generar espacio adicional y restando al mismo tiempo aulas para la construcción de un ascensor.

 

Se comenzó la obra del ascensor en forma arbitraria e inconsulta, sin contar con los permisos de APH y sin diálogo previo con la comunidad. La planificación original no contemplaba un baño para niños con discapacidad, tampoco rampas de acceso al establecimiento, que se encuentra elevado respecto del nivel de la vereda.

No se tuvo en cuenta la cantidad de baños para los niños, que resultaba ya insuficiente, y respecto a lo cual no hay cambios aún con el incremento de matrícula.

 

El espacio del comedor cuya capacidad ya estaba al límite el año pasado, tampoco tuvo modificaciones y se ve colapsado con el incremento de matrícula. El pedido para sumar celadores de comedor enviado por la escuela en reiteradas ocasiones y que no tuvo respuesta positiva, se vuelve urgente.

 

Uno de los patios se encuentra inhabilitado por una obra mal realizada por el Gobierno de la Ciudad el año pasado.

 

Las decisiones del Gobierno de la Ciudad porteño van en detrimento de la calidad educativa de los niños de la escuela, por lo que se viene exigiendo por distintas vías que se garantice de inmediato la construcción y/o refacción de todos los espacios adicionales necesarios, se terminen las obras pendientes de la mejor manera y con la mayor celeridad, y se asegure el freno de todo incremento futuro de matrícula.

 

La comunidad escolar se encuentra en estado de alerta, y las familias solicitan una pronta solución a su reclamo. Por ello, convocan a un abrazo a la escuela el próximo lunes 13 de marzo con marcha, movilización y corte de las avenidas Triunvirato y De los Incas a las 16.15 horas.

También te puede interesar

Deja un comentario