“El arbolado público está en emergencia”

Hace muy pocos días, el 30 de enero para ser exactos, los vecinos de nuestra ciudad tuvimos que lamentar la muerte de una persona que fue aplastada por la caída de un árbol en pleno San Cristóbal (Comuna 3). Sobre Entre Ríos al 900, una enorme tipa se desplomó sobre un motociclista que circulaba por la avenida, matándolo e hiriendo a otras dos personas. “Cuando se puede evitar no es un accidente”, denuncia la La Comisión de Ambiente y Espacio Público del Consejo Consultivo Comuna 15.

 

“¿Cuántas veces, entre impresionados y preocupados, hemos visto ramas y árboles aplastar autos o herir personas? La mayoría recordamos a Zahira Morales, la nena de 6 años herida por una enorme rama en la Plaza Almagro y que salvó la vida de milagro. Sin ir muy lejos en tiempo y espacio, un plátano aplastó un auto en Villa Crespo, no lastimando a nadie porque el vehículo estaba vacío. Este episodio ocurrió en octubre de 2016 sobre la Av. San Martín al 1800”. Así comienza el comunicado emitido por  la Comisión de Ambiente y Espacio Público del Consejo Consultivo Comuna 15, donde se denuncia el estado del arbolado público de la Ciudad de Buenos Aires.
El Gobierno de la Ciudad es el responsable del arbolado de la Ciudad, de su Plan Maestro, de su cuidado, de su mantenimiento y de su expansión y por supuesto, de la seguridad de los vecinos y vecinas que caminan las calles y veredas de Buenos Aires.
En marzo de 2013, el entonces Jefe de gobierno, Mauricio Macri, firmó el Decreto 166/13 transfiriendo a las Juntas Comunales misiones, funciones y responsabilidades sobre el arbolado público pero negándoles a éstas el presupuesto, patrimonio, personal y contratos que en la actualidad siguen en poder del Gobierno central. Incumpliéndose con la ley de Arbolado (N° 3263) en cuanto al método descripto en el Plan Maestro y no se prioriza la seguridad de las personas. Toda una muestra de descentralización trucha que consolida una política de negación de las Comunas.
La muerte del motociclista, al que ningún medio de comunicación llamó por su nombre, tiene motivos obvios y claros y recaen explícitamente en el Gobierno de la Ciudad y la empresa que estaba haciendo el cableado subterráneo y que dejó al árbol sin raíces que lo sostuvieran. Empresas que trabajan sin cartel obra, ni control de ningún tipo. Los inspectores parecen más ocupados en las clausuras a centros culturales y a teatros independientes que vigilar empresas.
El arbolado público está en EMERGENCIA. La Ciudad está viviendo una verdadera deforestación. No se reemplazan los ejemplares secos o deteriorados. Las podas se realizan fuera de época y sin personal capacitado y fuera de control. La Ciudad paga la poda por ejemplar, por lo que las empresas podan indiscriminadamente y sin ningún criterio de prioridad o urgencia. El daño provocado muchas veces es irreversible, dañando para siempre ejemplares sano y fuertes.
Sin embargo, por más poda que se haga, el cuidado de un árbol también es el cuidado de sus raíces. El zanjado que hacen las empresas de servicios deja a árboles añejos y enormes sin anclaje, esto fue lo que provocó la caída de la tipa en San Cristóbal. Hay dos responsable y esos son el Jefe de gobierno Rodríguez Larreta y su ministro de Ambiente y Espacio Público, el Sr. Eduardo Macchiavelli.

 

 

Deja un comentario