“Criminalizan las tomas cuando en realidad hay un conflicto escolar”

El Defensor General Adjunto de la Ciudad, Luis Duacastella se refirió al Instructivo sobre la forma de proceder en caso de toma de establecimientos educativos, enviado esta semana a las escuelas porteñas y que ordena a los directores que en caso de tomas hagan la denuncia “inmediatamente” en la comisaría.

 

“No se plantean por qué es la toma, por qué es el conflicto, cómo solucionarlo o escucharlo”, destacó Duacastella. Y agregó: “Acá, en realidad, la reforma educacional viene a funcionar como la última gota que rebalsa el vaso, porque hay problemas de infraestructura edilicia, de seguridad en los turnos vespertinos y noche, de violencia de género. Hay muchísimos otros problemas que los chicos nos cuentan todos los días”.

 

Duacastella describió que “hay una intención de mostrar una falsa firmeza y orden cuando en realidad el sistema penal solo suspende los conflictos, nunca los resuelve”. “La Ministra de Educación de la Ciudad deberá hacerse cargo de que generó un conflicto tratando de hacer una reforma educativa sin un consenso en el sistema educativo. De hecho, la ley 3.055 establece que para este tipo de conflictos hay mediación escolar. Es decir, estaba todo previsto pero salieron con el discurso punitivista”, explicó.

 

El Defensor Adjunto recordó que en 2012 el ex Ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, ya había enviado a las escuelas un instructivo similar, que la Jueza porteña Elena Liberatori dejó sin efecto en aquel momento. Por este motivo, adelantó que se reunirá con el Defensor de Primera Instancia que va a intervenir en la causa, con los representantes de la Unión de Trabajadores del Estado (UTE) y padres de las distintas comunidades educativas, “para analizar todas las instancias de esta situación e impulsar un planteo similar al que se hicimos desde la Defensa Pública en 2012”.

 

En cuanto a la referencia en el documento sobre los “ilícitos que se estarían configurando” durante una toma, Duacastella señaló: “La toma no es un delito. No es, como indica el instructivo en el segundo punto, delito de usurpación ni mucho menos violación de domicilio. Usurpar es despojar a otro. Y en este caso en particular los directivos ingresan, no están despojados de la posesión del inmueble”.

 

“Están criminalizando las tomas en un nivel de delito, cuando en realidad hay un conflicto escolar. El Ministerio de Educación debería poder propiciar el diálogo con la comunidad educativa”, concluyó el Defensor Adjunto.

 

Deja un comentario