Crece la tendencia de comprar en las ferias barriales

Un  informe del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) revela que esos puntos de venta itinerante incrementaron sus ventas entre un 15 y un 20 % en el primer cuatrimestre del año.

 

Miguel Calvete, presidente del organismo de estadísticas, detalló que “la baja de un 7,9 % en el consumo de productos de la canasta básica que se registró en 2016 se vio acompañada por una importante modificación en el comportamiento de los argentinos, que han comenzado a mostrar no sólo una conducta de sustitución de productos, sino que también han virado hacia otros puntos de comercialización”.

 

El trabajo se realizó entre el 1 de enero y el 2 de mayo pasado de este año, sobre los volúmenes de venta de 253 productos de la canasta básica (incluyendo alimentos, bebidas, higiene personal y artículos de limpieza) en un total de 36 ferias barriales que funcionan en el ámbito geográfico de la Ciudad de Bs As y sobre unos 73 puestos pertenecientes al programa estatal denominado “El mercado en tu barrio”, ubicados en diferentes puntos del conurbano bonaerense (Lanús, Quilmes, Tres de Febrero, Pilar, Almirante Brown y Morón), y en distintas ciudades del interior del país (Mendoza, Santa Fe, Paraná y Mar del Plata).

 

Ese sondeo arrojó una suba en los volúmenes de ventas de los feriantes que va entre el 15,7 y el 20,4 %, durante los primeros 120 días del año, dependiendo del tipo de producto comercializado y de la ubicación geográfica de cada puesto.

 

Calvete explicó que esa suba refleja claramente que “hay un 20 % de la gente que está cambiando sus ámbitos de consumo y están optando por acercarse a las ferias que hay en sus barrios para tratar de cuidar el bolsillo”, a la vez que agregó que “esas modificaciones también se observan en el incremento en las ventas de marcas sustitutas en distintas categorías de productos como limpieza, derivados de harinas y gaseosas”. En ese punto, se destaca que “los cambios más significativos se observan en los sectores más vulnerables del conurbano bonaerense y el interior del país, en donde 7 de cada 10 encuestados manifestó haber modificado sus costumbres de consumo”.

 

A través de otro estudio, INDECOM ya había detallado que hay una desaceleración en la caída del consumo acompañada por una importante modificación en las conductas de los consumidores, que eligen las bocas de proximidad, las superficies mayoristas y ahora se suman también las ferias barriales.

 

Según Calvete, se está dando un fenómeno similar al de los autoservicios de proximidad porque explicó que “ahora las compras de productos no perecederos se hacen por reposición y no por stock” y que “eso se debe, en primer término, a que la gente está tendiendo a comprar sólo para reponer lo que le falta en la alacena, y, en segundo lugar, por otros factores como lo son la falta de tiempo, la comodidad por cercanía, los precios más bajos y la mayor oferta de productos de segundas y terceras marcas”.

 

“La proyección indica que cada vez más personas se irán volcando hacia esos reductos comerciales”, algo que consideró “congruente con una tendencia que se está consolidando a nivel mundial, dado que las ferias barriales ya constituyen un aceitado mecanismo de comercialización de todo tipo de productos en países como Italia, Francia y España, entre otros”, destacó Calvete.

 

Por último, concluyó diciendo que “es muy positivo que se busque regularizar y legalizar a la totalidad de las ferias y achicar el número de intermediarios que participan, porque eso permitirá generar y ampliar aún más el ámbito de competencia para hacerle frente a la inflación en beneficio del bolsillo de todos los argentinos”.

Deja un comentario