“Usamos la imaginación para poder sobrevivir”

Susana Borda, presidenta del Club SABER, se volvió a referir a la delicada situación por la que están atravesando las instituciones deportivas barriales, que se agudizan con los nuevos incrementos de las tarifas de los servicios públicos.

 

Luego de que el Gobierno nacional anunciara otro tarifazo, los responsables de los clubes de barrio siguen reclamando una Tarifa social para hacer frente a la situación económica que amenaza con hacerlos desaparecer.

En declaraciones al programa “Deportivo política” que se emite por AM1050 Radio Güemes y que conduce nuestro vecino Néstor Centra; Susana Borda, presidenta del Club SABER de la calle Llerena 2727 de Parque Chas expresó que “la situación de las instituciones deportivas sigue siendo muy difícil sobre todo cada vez que anuncian un nuevo aumento de luz, gas y agua”.

Hay clubes que todavía no han recibido el subsidio prometido el año pasado desde la Secretaría de deportes de la Nación, a cargo del exfutbolista Carlos Javier Mac Allister.

Susana Borda explica que existe mucha burocracia en el papelería que se les pide a las instituciones: “algunas lo tienen actualizado y otras lo tienen demorados en trámite. Algunos clubes que tenían todo al día accedieron a la primera cuota del subsidio pero después se cortó”.

Para la presidenta del club SABER, siempre existe alguna traba para otorgar los subsidios. Pero, en realidad, lo que los clubes de barrio vienen pidiendo no es un subsidio sino una Tarifa social: “La factura de los servicios llegan a nombre de las instituciones sería muy fácil de implementar”, señala Borda y agrega: “En general la secretaría dependiente de del gobierno de la Ciudad nos atiende bien, pero estamos agudizando la imaginación para que los clubes de barrio puedan sobrevivir”.

Los responsables de las instituciones se reúnen en los Foros Comunales del Deporte y próximamente pedirán una nueva entrevista con las autoridades del Gobierno porteño, ante este nuevo incremento de los servicios públicos.

“Mientras tanto, para seguir funcionado, se organizan Peñas y otras actividades donde se implementan los bonos contribución y retribución a la gorra. Seguimos alquilando nuestro salón para casamientos y cumpleaños de 15”, dice Susana Borda.

Las actividades permanentes del club SABER son: fútbol para chicos y adultos, patín artístico, teatro, acrobacias sobre tela, una pastoral solidaria que realiza ferias americanas una vez por mes para recaudar fondos con el fin de comprar medicamentos oncológicos para las personas del interior que deben atenderse a la ciudad. “También le prestamos a tres colegios de la zona las instalaciones del club para que los alumnos hagan actividad física. Durante el año se realizan talleres terapéuticos dependientes del hospital Tornú y como siempre funciona nuestra biblioteca popular. Queremos que se reconozca nuestra función social”, insiste Borda.

El club está abierto desde las 8 hasta la medianoche.

También te puede interesar

Deja un comentario