Terapia de Macri (Sesión Treinta y uno)

– ¿Cómo estamos hoy, Mauricio?
– Mal, boló… ¡No pué mássss! Todavía estoy repitiendo el chucrut que tuve que tragarme con la visita de la Merkel. Más amarga que Malcorra mezclada con Santo Biasatti, che…
– Un encanto de mujer, ¿verdad?
– Infumable, man… Mirá que recurrí a toda mi seducción y a mis mejores chistes y no le pude sacar ni una sonrisa.
– ¿Y alguna inversión?
– No me gastes, Doc… Antes que invertir acá los presidentes de otros países prefieren vender shortcitos en Groenlandia, paraguas en el Sahara, barcos en Bolivia…
– Entonces usted insiste con sus chistes…
– Es que los extranjeros vienen acá pensando en las mejores vacas, las mujeres más hermosas y los porteños más piolas del mundo, no los puedo defraudar. Para mí que se los traducían mal y no los entendía, por eso no se reía.
– Yo creo que los entendía, precisamente. ¿Y ahora que viene el Primer Ministro de Portugal, qué chiste le va a hacer?
– No sé, estoy pensando…
– Pregúntele si se hace la tira de cola como Cristiano Ronaldo.
– ¡Buenísimo, boló! Esperá que lo anoto…
– Ni se le ocurra, lo dije en broma… Siga contándome lo de Merkel.
– Una pesadilla: mirá que con Larreta y Dietrich que son dos bananas como yo pensamos largo rato adónde llevarla. Barajamos ir a Guindado, a Mau Mau o a Skylab, pero después optamos por lugares más serios. Museo de no sé qué de la memoria, el Polo Científico… Pensé que había esquimales con microscopio, pero no… Y el CC Kaka kuka. ¿Podés creer que la mina sabía que eran logros de la yegua? ¿Cómo hizo? ¿Saben más de nosotros viendo la Deutsche Welle que TN?
– ¡Más vale! Si hasta el Diario de Irigoyen informaba mejor. ¿Y usted que hizo?
– Me puse a leerle una lista con nuestros logros, traducidos al alemán: “Metrobusen, Bicisenden, Subtrenmetrocleten,
Oderbretch, Avianken, Correen Argentinien, Endeudamienten, inflakzionen, joyen de Michoten, Bahameen Curren…” Me la confeccionó el Mago Sin dientes. Alguna tarea le tenía que asignar…
– ¡Qué jueputenn! Mire, Mauricio. Nada es casual. Piense en qué estaremos haciendo mal para que no vengan las inversiones. Le va a llevar varios días, pero vale la pena intentar.
– Me hablás de que nada es casual y sin embargo mirá vos qué casualidad: Pensaba en las sorprendentes coincidencias de la vida, Doc. Fíjate, por ejemplo, los choferes de micros de Córdoba, por ejemplo: pasan horas manejando en la RUTA, son representados por los dirigentes de la UTA, les rompen la huelga carneros vigilados por la YUTA y están gobernados por esta manga de hijos de empresarios exitosos.
– Y para continuar con las coincidencias ahora la UTA DISFRUTA haberle ganado la DISPUTA. Y que nadie lo DISCUTA.
– A veces te odio un poco, Doc…
– ¿Como a los jubilados, los pobres y los trabajadores?
– No tanto, boló…
– Bien. ¿Quiere contarme algo más?
– Si. Atento al clamor popular que nos pide que escuchemos, que dialoguemos, que generemos consensos, me reuní con un grupo de intelectuales, encabezados por Marcelo Polino y Ángel De Brito. ¿Los K tenían Carta Abierta? ¡Tomá! Esto sería Libro Abierto.
– Ajá. Me parece bien.
– ¿Qué? ¿No me lo vas a criticar?
– Mire. Cuando en unos años contemos que la Subtrenmetrocleta, el Recibidómetro, la Agradeselfie, el Curso de respiración o los Talleres de Optimismo existieron de verdad, su cumbre con Polino no va a sorprender a nadie.
– Ufa. Vos no sos diertido, boló…
– Ud tampoco. Estamos a mano.

 

facebook Delgado/De Brasi

parquechasweb

Redacción

Deja un comentario