Iniciativa legislativa por un proyecto para regular las pensiones deportivas de los clubes

Ante la preocupación surgida de los abusos a jugadores de las inferiores ocurridos en Independiente y River y entendiendo que no es una situación de la que otros clubes con pensiones deportivas estén exentos, la legisladora y Presidenta de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud, Andrea Conde, presentó un proyecto de ley para regular las pensiones deportivas de los clubes agremiados en AFA, cuyas pensiones estén localizadas en la Ciudad de Buenos Aires.

 

“El mundo del fútbol en general es un ambiente muy machista. Está arraigado en todas sus instituciones, y como tal imprime sus injusticias y violencias con más fuerza en aquellos eslabones más vulnerables e invisibles del circuito”, expresó Conde.

 

Según el relevamiento realizado por la Comisión, hoy existen al menos 11 clubes AFA que tienen pensiones deportivas en la Ciudad, por lo que la ley alcanzaría a beneficiar alrededor de 500 pibes y pibas que se alojan en estos espacios.

 

“No es casualidad que los abusos en las pensiones de Independiente y River hayan salido a la luz en este momento en el que el feminismo está a la vanguardia de la visibilización de los abusos que sufrimos las mujeres e identidades disidentes en todos los ámbitos. Y es en estas situaciones en las que el patriarcado nos recuerda que la desigualdad es estructural y que vulnera y oprime de la mano del poder, naturalizando la impunidad, siempre sobres los cuerpos más vulnerables”, declaró.

 

En concreto, el proyecto consta de tres títulos. El primero establece el objeto de la ley, introduce una definición de “pensiones deportivas” y plantea los principios normativos que estructuran el proyecto. En el segundo título se propone la creación de la categoría y el rubro de actividad “pensiones deportivas” en Código de Habilitaciones y Verificaciones, Código de Planeamiento y el Código de Edificación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En el tercero, se introduce la perspectiva de género para la protección y promoción de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Allí se plantean requisitos que deberán cumplir las pensiones deportivas, entre los que se destaca la elaboración de un protocolo de acción por un equipo interdisciplinario de profesionales que guíe el modo de actuar en situaciones de abuso que pudieran ocurrir en las pensiones. El protocolo será supervisado por el Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes.

 

“Los pibes de 12, 13, 14 años que se van a probar a los clubes se encuentran insertos en lógicas de rentabilidad y exigencias desde muy temprana edad. Este contexto los expone a situaciones en las que fácilmente pueden ser vulnerados por quienes tienen poder en los clubes. Creemos que este proyecto es un aporte para ir deconstruyendo los tabúes y los sentidos arraigados sobre la sexualidad y que ellos tengan claro cuáles son sus derechos y a dónde recurrir cuando se ven violentados”; añadió la diputada.

 

El proyecto también exige a los clubes contar con espacios propicios para realizar actividades culturales y de recreación, fomentar la vinculación familiar y afectiva contando con espacio físicos específicos y garantizando una alternativa de alojamiento para familiares cuya residencia se encuentre a más de 250 km de la pensión, escolaridad obligatoria que incluye no sólo garantizar la finalización de la escuela secundaria sino también fomentar la continuidad de estudios superiores, promover la no discriminación por razones de orientación sexual o identidad de género o cualquier otro motivo y la implementación de educación sexual integral en el proyecto institucional.

 

El proyecto fue acompañado por los legisladores Juan Francisco Nosiglia (Suma +), María Rosa Muiños (Bloque Peronista), Carlos Tomada, Victoria Montenegro, Mariano Recalde, Javier Andrade, Paula Penacca, Lorena Pokoik (Unidad Ciudadana).

Deja un comentario